Ayudas e incentivos a la contratación laboral

Como cada año, en el inicio del nuevo curso nos planteamos cómo mejorar y rentabilizar nuestro negocio. Para ello existen multitud de opciones y estrategias que permiten reducir costes de todo tipo, entre ellos, uno de los costes que tradicionalmente viene siendo de los más onerosos. Nos referimos a la contratación laboral del personal al servicio de las empresas.

En este contexto, es conveniente recordar que desde el pasado mes de julio se inició la convocatoria de las ayudas a la contratación que convoca la Junta de Andalucía contenidas en la Orden de 6 de mayo de 2018 y que está dotada con interesantes partidas económicas que sin duda servirán para reducir los costes laborales que soportan muchas empresas.

Existen multitud de opciones y estrategias que permiten reducir costes de la contratación laboral

Es interesante conocer las ayudas a la contratación vigentes en el momento que nos planteamos ampliar nuestra plantilla.

Concretamente, las ayudas tienen tres vertientes que se pueden utilizar:

  1. Incentivos a la creación de empleo estable. Se trata de la concesión de ayudas que consisten en el abono de una cantidad de entre los 8.000 hasta los 12.000 euros por la contratación de carácter indefinido de cada trabajador o transformación en indefinido de cada trabajador eventual.
  2. Incentivos a la ampliación de la jornada laboral parcial a jornada completa. Se trata de la concesión de ayudas que consisten en el abono de una cantidad de hasta 6.000 euros por la ampliación de la jornada a tiempo completo de cada trabajador indefinido a tiempo parcial.
  3. Bonos de Empleo Joven. Se trata de la concesión de ayudas que consisten en el abono de una cantidad de entre 3.000 hasta 14.000 euros por la contratación de cada trabajador de entre 18 y 29 años que se encuentres inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Evidentemente para la concesión de estas ayudas, las empresas solicitantes deben cumplir con una serie de requisitos, tales como hallarse al corriente en las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social, no haber sido condenada en sentencia judicial por despido declarado improcedente en el año anterior a la contratación o no haber sido sancionada por la autoridad competente en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Además de lo anterior, las empresas adquieren el compromiso de mantener la contratación durante al menos 36 meses de forma ininterrumpida.

Así mismo, los trabajadores contratados deberán al menos estar inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo, estando ubicado el centro de trabajo donde el trabajador prestará servicios, dentro del territorio de la comunidad autónoma de Andalucía.

La convocatoria estará abierta hasta el próximo 30 de septiembre de 2019 o hasta que se agoten los fondos destinados a financiar estas ayudas y el plazo de solicitud será de un mes desde la contrataciónen indefinido, transformación en indefinido, ampliación de la jornada o contratación de un trabajador inscrito en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

En definitiva, se tratan de ayudas a la contratación muy interesantes que sin duda pueden ayudar a minimizar los costes inherentes asociados a los trabajadores. No obstante, se hace necesario un estudio individualizado de cada empresa solicitante para concluir la idoneidad de estas ayudas ya que, de cumplir o no mantener los requisitos previstos, la Administración procedería a reclamar las ayudas concedidas con posibles incrementos por recargos.

Pablo Aranda Valverde - Iuslaboral AbogadosPablo Aranda Valverde
Ius Laboral Abogados

Prolongación de los beneficios al mantenimiento de la actividad en los sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística

A los contratos fijos-discontinuos activos en febrero, marzo y noviembre se les descontará el 50% de la cotización.

El pasado 5 de Julio, tras su aprobación definitiva y publicación en el Boletín Oficial, entraron en vigor los Presupuestos Generales del Estado para el 2018, incluyendo en su disposición adicional 123ª, el mantenimiento de las medidas de apoyo a la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística.

De nuevo el gobierno, como viene haciendo desde su aprobación inicial en el año 2012 (Ley 3/2012 –disp. adicional 12ª), apuesta por mantener beneficios destinados a la expansión del sector, en las circunstancias actuales, confirmando su validez a pesar de ser una medida que nace con la intención de apoyar al sector en un momento coyuntural y de crisis.

El requisito principal es que el servicio que ofrezca la empresa esté destinado al turismo

El requisito principal es que el servicio o productos que ofrezca la empresa esté destinado al turismo

En cuanto a la concreción de las actividades que comprende el sector de la hostelería y las discrepancias surgidas -desde que nace esta bonificación-, sobre la inclusión o exclusión de actividades y su consideración como tal fuera de la hostelería clásica, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Islas Canarias de 22 de noviembre de 2011, recoge detalle completo de las actividades dentro de ésta, incluyendo no solo los hoteles y restaurantes sino que va más allá, e incluye a las empresas del sector de juego (casinos, bingos, salones de juego). Habrá que estar al caso concreto para determinar su inclusión como empresa afectada por esta medida.

Los requisitos para poder optar este beneficio son los siguientes:

  • Actividades a las que se dirige: Sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística. Se excluyen las empresas del sector público.
  • Condiciones: Que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo y de noviembre de cada año y que inicien y/o mantengan en alta durante dichos meses los trabajadores con contratos de trabajo fijos discontinuos.Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social tanto en la fecha de alta de los trabajadores como durante la aplicación de las bonificaciones.

    No haber sido excluidos del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de infracciones muy graves no prescritas.

  • Cuantía de la bonificación: Podrán aplicar una bonificación en dichos meses del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de desempleo, FOGASA y Formación Profesional de dichos trabajadores.

Se prevé su vigencia con carácter retroactivo, desde el 1 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2018, estando pendiente de publicación con los plazos y procedimiento para la aplicación efectiva, para los contratos celebrados bajo estas circunstancias, en este ejercicio.

Vista la efectividad de esta medida desde su aplicación inicial, cabe plantearse si la mejora de la situación económica y del empleo del país extrapolable también al sector, supondrán que el gobierno se cuestione la aplicación de esta medida para el próximo ejercicio. ¿Desaparecerá el carácter profundamente estacional del sector?, ¿Será necesaria?

Mercedes Soriano Caño - Iuslaboral AbogadosMercedes Soriano Caño
Ius Laboral Abogados

Subvenciones del Programa Bono de Empleo Joven

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, publicó el pasado 28 de Mayo de 2013 en su Boletín Oficial el Decreto Ley 8/2013 de Medidas de Creación de Empleo y Fomento de Emprendimiento, con el que se establecen medidas urgentes para la creación de empleo y fomento del emprendimiento entre ellas se encuentra la medida que vamos a analizar en este post: el Programa Bono de Empleo Joven.

En primer lugar, vamos a contextualizar su definición y objeto tal como reza el Decreto Ley 8/2013:

“El Programa Bono de Empleo Joven tiene como finalidad fomentar la obtención de empleo y facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas jóvenes andaluzas que estén en posesión de un título universitario, de formación profesional de grado medio o superior o de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria procedente del Programa Segunda Oportunidad Educativa.”

Veamos ahora los requisitos que deben cumplir las personas que soliciten el Bono de Empleo Joven según se establece en el propio Decreto Ley:

  1. Tener la vecindad administrativa en alguno de los municipios de Andalucía.
  2. Tener una edad comprendida entre dieciocho y treinta y cinco años, ambos inclusive.
  3. No estar inscrito en situación de alta en la Tesorería General de la Seguridad Social, ni en general estar desempeñando ningún trabajo retribuido por cuenta ajena.
  4. Estar en posesión de alguna de las siguientes titulaciones, obtenidas dentro de los tres años anteriores:
    1. Título universitario oficial (Licenciatura, Diplomatura o Grados) o título superior equivalente de enseñanzas artísticas superiores.
    2. Título de técnico o técnico superior de Formación Profesional o título de técnico o técnico superior en artes plásticas y diseño o enseñanzas deportivas.
    3. Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria obtenido a través del Programa de Segunda Oportunidad Educativa.

Se pueden beneficiar de este Bono de Empleo Joven cualquier empresario, cualquiera que sea su forma jurídica, las personas trabajadoras autónomas y las entidades privadas sin ánimo de lucro. Este bono se hará efectivo a la empresa o entidad beneficiaria cuando se formalice un contrato laboral.

El Bono de Empleo Joven será compatible con la percepción, por parte de la empresa o entidad beneficiaria, de otros incentivos a la contratación regulados por la normativa vigente.

La cuantía de la subvención será de 4.800 euros, distribuida en 12 mensualidades, es decir 400 euros/mes. Dichas mensualidades se abonarán por meses vencidos y mediante transferencia bancaria a la entidad empleadora.

Las solicitudes irán dirigidas a la persona titular de la Dirección Gerencia del Servicio Andaluz de Empleo, que será el órgano competente para resolver sobre las mismas. Las solicitudes se podrán presentar de forma telemática en el Registro Telemático Único de la Administración de la Junta de Andalucía a través de la Ventanilla Electrónica del Servicio Andaluz de Empleo y, de manera presencial, en el Registro General del Servicio Andaluz de Empleo.

La convocatoria especifica la documentación que debe acompañar a la solicitud:

  1. Certificado del expediente académico, acreditativo de las asignaturas superadas y de la nota media del mismo, así como del año de finalización de los estudios.
  2. Certificado acreditativo de la pertenencia a alguno de los colectivos preferentes que se mencionan en el artículo 10.1, en su caso.
  3. Libro de familia.

Hay que tener en cuenta que la concesión del Bono de Empleo Joven está sujeta a criterios de selección y baremación como son: la cualificación académica, la pertenencia a colectivos preferentes (personas con discapacidad, víctimas de violencia de género, personas sin prestación económica y con cargas familiares, etc.) y la inscripción como demandante de empleo, entre otros aspectos.

El plazo para solicitar esta subvención estará abierto hasta el 1 de julio de 2013, y el plazo máximo para resolver y publicar la resolución será de tres meses.

El Decreto Ley establece que la entidad contratante de personas titulares del Bono de Empleo Joven adquiere una serie de obligaciones. Son las siguientes:

  1. El puesto de trabajo creado con esta subvención deberá suponer un incremento neto de trabajadores de la plantilla de referencia de la empresa destinataria respecto del promedio de los seis meses anteriores a la fecha de contratación.
  2. La empresa contratante no podrá alterar las condiciones laborales y retribuciones salariales establecidas en función del grupo profesional de la persona trabajadora en el convenio sectorial o de empresa que sea de aplicación.
  3. El contrato laboral deberá tener una duración de al menos 12 meses a jornada completa en centros de trabajo ubicados en la Comunidad Autónoma Andaluza y concertarse por tiempo indefinido. Adicionalmente, se podrá utilizar la modalidad de contratos formativos, ya sea el contrato de trabajo en prácticas, o el contrato para la formación y aprendizaje, que podrán ser transformados en contratos indefinidos durante su periodo de vigencia.
  4. La formalización del contrato podrá efectuarse desde la entrada en vigor del presente decreto-ley hasta el 20 de noviembre de 2013.

Como se puede ver este incentivo es muy interesante tanto para el empleador como para todas aquellas personas jóvenes que se encuentran en situación de desempleo. Esperemos que tenga efectos positivos y que consiga como resultado la disminución del desempleo.

Isabel Díaz Rosado
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP