Aclaraciones relativas a las rentas del trabajo obtenidas en el extranjero en el IRPF

El pasado 28 de marzo de 2019, la sala tercera de lo Contencioso-Administrativo ha dictado una importante sentencia que viene a fijar y aclarar determinados criterios interpretativos en relación a la exención del artículo 7 p) de la Ley de IRPF sobre rentas del trabajo obtenido en el extranjero.

Pues bien, de manera textual establece los siguientes criterios:

“1) El artículo 7, letra p) LIRPF, resulta aplicable a los rendimientos percibidos por funcionarios públicos o personal laboral que se hallan destinados en comisión de servicio en un organismo internacional situado en el extranjero y del que España forma parte, siempre que los trabajos se realicen materialmente fuera del territorio nacional y beneficien al organismo internacional, con independencia de que beneficie asimismo al empleador del trabajador o/y a otra u otras entidades.

2) Dicho precepto no prohíbe que los trabajos efectivamente realizados fuera de España consistan en labores de supervisión o coordinación, y no reclama que los viajes al extranjero sean prolongados o tengan lugar de forma continuada, sin interrupciones.”

Aclarados algunos criterios interpretativos en relación a la exención del artículo 7 p) de la Ley de IRPF sobre rentas del trabajo obtenido en el extranjero

Aclarados algunos criterios interpretativos en relación a la exención del artículo 7 p) de la Ley de IRPF sobre rentas del trabajo realizado en el extranjero.

Pues bien, al alto tribunal deja claro en primer lugar que:

“1) No impide la aplicación de la exención que también pueda ser beneficiaria de los trabajos la propia empresa española para la que trabaja el obligado tributario además de la propia empresa extranjera, como es lógico.

2) Por otro lado, establece que las labores de “supervisión y coordinación” también tienen cabida dentro de la exención del artículo 7p).

3) Que no exige un desplazamiento prolongado y continuado en el tiempo, en definitiva un cambio del centro del trabajo, pudiendo ser un traslado puntual.

Advertir al lector que, muchas liquidaciones provisionales de la Administración Tributaria denegaban al contribuyente el derecho a aplicar la exención a actividades de “dirección y gestión”, por considerar que son servicios “no externalizables que beneficiaban solo a la matriz española”, o bien, por exigir un cambio del centro de trabajo, excusas a nuestro juicio un tanto de poca consistencia jurídica, que lo parece que lo único que se persigue es trabar, obstaculizar buscan, en la mayoría de las ocasiones, o directamente negar un derecho inalienable al contribuyente, como es gozar un beneficio fiscal contemplado en la norma. Por ello, tal como manifiesta el Tribunal Supremo, negarlo sería impedir la finalidad de la propia exención que no es otra cosa que:

“…la internacionalización del capital humano con residencia en España, reduciendo la presión fiscal de quienes sin dejar de ser residentes se trasladan temporalmente a trabajar al extranjero).”

Luis Gajate Bonilla
lgajate@etl.es
Emede ETL Global

Rendimientos irregulares y no habituales obtenidos por abogados y otros profesionales

En una Sentencia reciente del Tribunal Supremo de fecha 19 de marzo de 2018, se fija criterio y se resuelve el tema de aplicación de la reducción por irregularidad de los rendimientos de actividades económicas, siguiendo doctrinas anteriores de otras sentencias de fecha 1 de febrero de 2008 y 15 de julio de 2004.

Concretamente, analiza si los rendimientos profesionales obtenidos por un abogado, u otros profesionales tales como arquitectos o ingenieros …, en el ejercicio de su profesión como retribución por sus servicios en procedimientos que se prolonguen más de dos años, y que se hayan percibido a la finalización de los mismos, de una sola vez, o en varias dentro de un solo ejercicio fiscal, deben entenderse como generados en un plazo superior a dos años, y por lo tanto tienen derecho a aplicar la reducción por irregularidad establecida en el artículo 32.1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Persona Físicas, que establece lo siguiente:

“32.1. Los rendimientos netos con un período de generación superior a dos años, así como aquéllos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se reducirán en un 30 por ciento, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo.”

¿Pueden aplicar reducción por irregularidad los rendimientos obtenidos en procedimientos profesionales de una duración superior a 2 años?

¿Pueden aplicar reducción por irregularidad los rendimientos obtenidos en procedimientos profesionales de una duración superior a 2 años?

Aunque la sentencia ha sido dictada en el entorno de la actividad profesional de la abogacía, la jurisprudencia que emana de ella es aplicable a cualquier otra actividad económica que responda a las mismas características de temporalidad en su ejecución.

El motivo que justifica la reducción fiscal, reside en la necesidad de mitigar los efectos de progresividad sobre las rentas que tributan íntegramente en un solo ejercicio, pero que han sido obtenidas en contraprestación de trabajos o servicios realizados en un periodo de al menos dos años.

La novedad de esta sentencia se debe a una serie de matices importantes en el análisis de los rendimientos de las actividades económicas, tales como:

  • Que se ha de estar al estudio de cada caso concreto, sin generalizar sobre un colectivo o tipo de rendimientos, para valorar en cada caso específico, si concurren los requisitos y circunstancias para tener la posibilidad de aplicación de la reducción por irregularidad.
  • Que se insiste por parte del Tribunal en que se trata de un derecho de los contribuyentes a aplicar la reducción que la ley les reconoce.
  • Que se reparte la carga de la prueba entre ambas partes de la relación tributaria, de tal forma que el contribuyente deberá probar que los rendimientos de los que se deriva la factura han sido generados durante un periodo superior a dos años, para que se puedan beneficiar de la citada reducción, y será la Administración, a su vez, quien en su caso, deberá justificar y motivar las razones que desvirtúan la aplicación de la reducción por irregularidad.

La cuantía del rendimiento neto sobre la que se aplicará la reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

Sin duda, una interesante Sentencia que refuerza la aplicación de un importante beneficio fiscal que recoge la normativa de IRPF, derivado de una situación muy habitual en el desarrollo de determinadas actividades profesionales que pueden ver corregido el efecto de la progresividad del impuesto, y por lo tanto, reducir de esta forma la factura fiscal, sin duda una buena noticia.

Isabel Díaz Rosado - Emede ETL Global

Isabel Díaz Rosado
Emede ETL Global

Aprobados los nuevos modelos 121 y 122

Los dos nuevos modelos de comunicación a la AEAT tienen relación con la deducción por familia numerosa, por persona con discapacidad a cargo, y por ascendiente con dos hijos separado legalmente, o sin vinculo matrimonial.

El artículo 81.bis de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el artículo 60.bis del Reglamento regulan las deducciones por familia numerosa, por personas con discapacidad y por ascendiente con dos hijos separado judicialmente o sin vínculo matrimonial.

Los contribuyentes con descendiente o ascendiente con discapacidad podrán deducir 1200 euros

Los contribuyentes con descendiente o ascendiente con discapacidad pueden deducirse 1200 euros por cada ascendiente o descendiente.

El pasado 10 de febrero de 2017 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la aprobación de dos nuevos modelos (modelo 121 y modelo 122) para realizar comunicaciones a la AEAT en relación a la cesión del derecho a otro contribuyente, y a la regularización del derecho a la deducción por aquellos contribuyentes que no estén obligados a presentar declaración de IRPF.

Recordemos las personas que tienen el derecho a esta deducción son:

  • Los progenitores de familias numerosas, o los hermanos huérfanos de padre y madre, que formen parte de una familia numerosa.
  • Los contribuyentes con derecho a la aplicación de los mínimos por descendiente o ascendiente con discapacidad.
  • Los ascendientes con dos hijos, separado legalmente o sin vínculo matrimonial, sin derecho a percibir anualidades por alimentos.

Los importes de la deducción son los siguientes:

  • Familia numerosa: 1.200 euros anuales (100 euros mensuales), o 2.400 euros anuales si se tiene el reconocimiento de familia numerosa de categoría especial.
  • Familia monoparental con dos hijos: 1.200 euros anuales.
  • Descendientes con discapacidad: 1.200 euros por cada descendiente.
  • Ascendiente con discapacidad: 1.200 euros anuales por cada ascendiente.

Los requisitos que deben cumplir los solicitantes de estas deducciones son los siguientes:

  • Los solicitantes deben realizar una actividad por cuenta propia o por cuenta ajena y estar dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad.
  • Estar en posesión del título de familia numerosa o del certificado de discapacidad correspondiente.
  • Los solicitantes y los descendientes con discapacidad deben disponer de N.I.F.

Modelo 121. Comunicación de la cesión del derecho a la deducción por contribuyentes no obligados a presentar declaración.

Se presentará el modelo 121 para formalizar la cesión del derecho a las deducciones por familia numerosa, por personas con discapacidad a cargo, y por familia monoparental, cuando se den las siguientes circunstancias:

  1. Que dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación de las deducciones del artículo 81 bis de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa.
  2. Que teniendo derecho a la aplicación de alguna de las deducciones anteriores, el contribuyente pretenda ceder el derecho en favor de otro contribuyente que ejercerá el derecho a la deducción en la declaración del IRPF.
  3. Que no se hubiera optado por la percepción anticipada de la deducción presentando una solicitud colectiva.
  4. Que el contribuyente que cede el derecho no esté obligado a presentar declaración.

El plazo para presentar el modelo 121 será el establecido en cada ejercicio para la presentación de la declaración de IRPF.

Modelo 122. Regularización del derecho a la deducción por contribuyentes no obligados a presentar declaración.

Las personas no obligadas a presentar declaración del IRPF, deberán regularizar su situación tributaria cuando el abono anticipado percibido por cada una de las deducciones por familia numerosa, por personas con discapacidad o por familia monoparental, exceda de la cuantía de la deducción a la que tenga derecho.

El plazo para la presentación del modelo 122 comprende desde la fecha en la que los pagos anticipados se hayan percibido de forma indebida, hasta la finalización del plazo de presentación de la declaración de IRPF correspondiente al ejercicio en el que se hayan percibido los pagos anticipado de forma indebida.

Isabel Díaz Rosado - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Isabel Díaz Rosado
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP