Clientes de dudoso cobro y la recuperación del IVA

Como consecuencia del dinamismo en el mundo empresarial, cada vez es más necesario llevar a cabo un buen cierre contable y fiscal en las empresas.

Es por ello que recomendamos realizar un precierre de la empresa en los meses de noviembre-diciembre con objeto de tener una previsión de cuál va a ser el resultado del ejercicio a punto de culminar.

Teniendo en cuenta la relevancia que suponen los ingresos en el resultado de las empresas, consideramos suficientemente importante estudiar con más detenimiento cuándo clasificar a un cliente como cliente de dudoso cobro, así como determinar cuáles son los requisitos que debe cumplir la empresa para recuperar el IVA de dichas facturas.

Cuándo se demuestra que un cliente es de dudoso cobro podemos solicitar la devolución del IVA de las facturas incobrables

Cuándo se demuestra que un cliente es de dudoso cobro podemos solicitar la devolución del IVA de las facturas incobrables

¿Cuándo podemos considerar contablemente que un cliente es cliente de dudoso cobro?

Según el Art. 13.1 de la LIS, para que podamos considerar un cliente como un cliente de dudoso cobro es necesario que se den alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Hayan transcurrido más de 6 meses (PYMES) desde el vencimiento de la operación. En la práctica, se recomienda tener pruebas que demuestren que dicha reclasificación se ha efectuado una vez se han realizado, sin éxito, labores de gestión del cobro de dicha deuda ya que aunque la AEAT no establece de manera reglamentaria que este sea un requisito para poder hacer la reclasificación, si es cierto que puede solicitar pruebas que demuestren que se han realizado labores de cobro.
  2. Que el deudor esté declarado en situación de concurso.
  3. Que el deudor esté procesado por el delito de alzamiento de bienes.
  4. Que las obligaciones hayan sido reclamadas judicialmente o sean objeto de un litigio judicial o procedimiento arbitral de cuya solución dependa su cobro.

Si cumplimos alguno de estos requisitos podemos hacer la reclasificación del “Cliente” a “Cliente de dudoso cobro” por el importe de la base.

¿Qué podemos hacer para recuperar el IVA por cuotas repercutidas a clientes que resultan total o parcialmente incobrables?

Para recuperar el IVA de un cliente que hemos clasificado como de dudoso cobro, para recuperar el IVA tendremos que seguir los siguientes pasos:

  1. Debe haber transcurrido más de 6 meses (PYMES) o 1 año desde que se produjo el devengo de la factura.
  2. Debe existir reclamación judicial o requerimiento notarial a través del cual se haya exigido el cobro de la misma.
  3. Deberemos emitir factura rectificativa indicando en la misma que el motivo por el que emite la misma:

    Art. 80.4 LIVA – La base imponible también podrá reducirse proporcionalmente cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas sean total o parcialmente incobrables.

    La emisión de dicha factura no exime al cliente en cuestión de la deuda que tiene con la entidad. Con esta únicamente recuperamos el IVA de la factura que consideramos va a ser incobrable.

  4. Según el Art. 24.2ª 2º del RIVA, deberemos informar a la AEAT a través del Modelo 952 en el plazo que viene reglamentariamente establecido.
  5. Deberemos enviar la factura rectificativa al cliente en cuestión a través de burofax.

¿Qué ocurre con el IVA de las facturas por las que no podemos hacer factura rectificativa?

En el caso de aquellas facturas por las que haya pasado más de 3 meses desde los 6 meses (PYMES) o 1 año desde que se produjo la fecha del devengo de la factura, tendrán la consideración de impagadas por lo que no habrá opción de recuperar el IVA de estas.

Es necesario recordar que el cierre contable es un proceso cuya finalidad principal no es otra que la de cancelar las cuentas de resultados, para trasladarlas a las cuentas de balances respectivas. Con dicho cierre conseguiremos conocer el resultado económico del periodo y saber a cuánto ascienden las pérdidas o ganancias del ejercicio.

Rocío Bautista Ruiz - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Rocío Bautista Ruiz
Emede ETL Global

Plazo para rectificar cuotas de IVA repercutidas en exceso

Una reciente Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 5 de Febrero de 2018, ha venido a aclarar el plazo con el que cuenta el sujeto pasivo para poder rectificar una cuota de IVA repercutido.

Puede suceder, que con posterioridad a la emisión de una factura expedida, se pueda producir una modificación del precio al alza o la baja, que obligará a emitir una factura rectificativa, y en consecuencia, se verá también modificada la cuota repercutida de IVA.

Analizamos una sentencia del Tribunal Supremo por la que se establece el plazo para rectificar cuotas de IVA repercutidas en exceso

Analizamos una sentencia del Tribunal Supremo por la que se establece el plazo para rectificar cuotas de IVA repercutidas en exceso

El artículo 89 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre del Impuesto sobre el Valor Añadido establece que:

“Art.89.Uno. Los sujetos pasivos deberán efectuar la rectificación de las cuotas impositivas repercutidas cuando el importe de las mismas se hubiese determinado incorrectamente o se produzcan las circunstancias que, según lo dispuesto en el artículo 80 de esta Ley, dan lugar a la modificación de la base imponible.

La rectificación deberá efectuarse en el momento en que se adviertan las causas de la incorrecta determinación de las cuotas o se produzcan las demás circunstancias a que se refiere el párrafo anterior, siempre que no hubiesen transcurrido cuatro años a partir del momento en que se devengó el impuesto correspondiente a la operación o, en su caso, se produjeron las circunstancias a que se refiere el citado artículo 80.”

La Sentencia referida, clarifica y precisa que en el caso de que la modificación de la base imponible suponga una minoración de la cuota repercutida, surgen dos plazos sucesivos:

  • Un primer plazo, para rectificar las cuotas impositivas repercutidas que se establece en 4 años, tal y como regula el artículo 89.
  • Un segundo plazo, para que el sujeto pasivo regularice su situación tributaria, en cuyo caso, si la rectificación implica una minoración de las cuotas repercutidas, dispone de un año para solicitar y obtener la devolución de las cuotas ingresadas en exceso.

Como siempre esperamos que esta información os resulte de utilidad.

Isabel Díaz Rosado - Emede ETL Global

Isabel Díaz Rosado
Emede ETL Global

Cómo hacer una factura rectificativa

Siempre que nos encontramos ante la situación de tener que hacer una factura rectificativa, nos asaltan las dudas sobre cuáles son los requisitos y el concepto que debe incorporar la misma. En este post, intentamos resumir estas cuestiones para que podáis hacerlas con más confianza.

Una factura rectificativa es aquella que modifica a otra factura que hemos emitido anteriormente y que corrige algún dato que es erróneo.

En primer lugar vamos a ver cuáles son los casos en los que podemos emitirlas para lo cual nos dirigimos al artículo 15 del Reglamento de Facturación siendo los siguientes:

  1. Cuando la factura que se emitió no cumpla algunos de los requisitos de los artículos 6 ó 7 del Reglamento de facturación. Esto es que contenga algún error en el contenido de la factura. (Falta o error en los datos del emisor o receptor, fecha, numeración, error en la descripción del concepto de la factura).
  2. Cuando las cuotas repercutidas se hubiesen determinado incorrectamente, o bien se hubieran producido las circunstancias que según lo dispuesto en el artículo 80 del LIVA dan lugar a la modificación de la base imponible y que pasamos a enumerar a continuación:
    • En el caso de devolución de envases y embalajes reutilizables, no obstante si su suministro es regular no será necesaria la expedición de factura, sino que se podrán incluir los datos en la factura del suministro.
    • Descuentos o bonificaciones otorgados con posterioridad al momento de la realización de la operación.
    • Cuando por resolución firme queden sin efecto total o parcialmente las operaciones reflejadas en la factura o bien se modifique el precio con posterioridad a la emisión de la factura.
    • Para recuperar cuotas repercutidas en el caso de créditos incobrables. Podéis ampliar información en nuestro post sobre este tema: Cuotas repercutidas incobrables: plazos para la modificación voluntaria de la base imponible.
    • Cuando el destinatario de las operaciones no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que con posterioridad a la fecha del devengo de la operación se dicte auto de declaración de concurso.

En cuanto al contenido y forma de la factura rectificativa deberemos tener en consideración que la expedición de la factura deberá realizarse tan pronto como el obligado a expedirla tenga constancia de las circunstancias. Asimismo, deberá reflejar los datos identificativos de la factura rectificada. Sobre este punto conviene resaltar que se pueden rectificar varias facturas en un solo documento, siempre que se identifiquen cada una de ellas (fecha, nº de factura, concepto…).

También debemos recordar que tienen que tener una serie de factura distinta con la que normalmente se factura por ejemplo R/01 e ir correlativas en fecha y número así como indicar el importe de la rectificación.

Esperamos haberos ayudado con las dudas que tuvierais con este tema, igualmente si tenéis alguna duda más podéis dejarla en los comentarios. Deseamos que a partir de ahora podáis hacer vuestras facturas rectificativas con mayor confianza.

Fátima Doblas Lara
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP