Solicitud de días de cortesía en el buzón electrónico de la AEAT

Como ya conocemos, la AEAT pone a nuestra disposición las notificaciones tributarias en la dirección electrónica correspondiente habilitada, este sistema entró en vigor el día 1 de enero de 2011, (Real Decreto 1363/2010, de 29 de octubre)

Recordaros que tenemos 30 días naturales al año en los que no recibiremos notificaciones en nuestro buzón, siempre y cuando lo notifiquemos a la AEAT con una antelación mínima de 7 días naturales.

Antes de irte de vacaciones solicita los días de cortesía en el buzón electrónico de la AEAT

Antes de irte de vacaciones solicita los días de cortesía en el buzón electrónico de la AEAT

Estos 30 días pueden elegirse coincidiendo con las vacaciones o bien reservas unos días para otra época del año. Pero, ¿cómo solicitamos los días de cortesía?:

  1. Accedemos a Sede Electrónica de la AEAT o a Notificaciones.060.es .
  2. Tablón de Anuncio.
  3. Notificaciones Electrónicas.
  4. Solicitud de días en los que no se pondrán notificaciones en Dirección Electrónica Habilitada.
  5. Seleccionar los días.
  6. Firmar y Enviar.

Nuestra recomendación es no hacer coincidir el período de cortesía exactamente con las vacaciones, es mejor iniciarlo y finalizarlo unos días antes.

Raquel Gómez Adarve - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Raquel Gómez Adarve
Emede ETL Global

Adquisición de una empresa con pérdidas fiscales

Si se está planteando adquirir una empresa con bases imponibles negativas (BIN), hágalo antes del 2015, pues será más fácil deducírselas a futuro, que si la adquiere en 2015, ya que se endurecen los requisitos para la compensación.

A partir del 2015, el legislador restringe los anteriores requisitos, aún más, al objeto de evitar la transmisión de sociedades inactivas o cuasi-inactivas con bases imponibles negativas únicamente por motivos de su aprovechamiento.

En la normativa vigente (hasta el 31 de Diciembre de 2014) el importe de las bases negativas ,susceptibles de compensación y generadas por la propia entidad, inactiva -durante 6 meses- y adquirida mayoritariamente por otra entidad, –> se reducen por la diferencia positiva entre el resultado de sumar todas las aportaciones (capital social, primas de emisión y reposición de pérdidas) efectuadas en la sociedad durante toda su vida por sus socios anteriores y el valor de compra de la sociedad.

Ejemplo: Sociedad X con fondos propios de 100 u.m. (CS de 200, reservas de 700 y Resultados negativos de -800) , ha estado inactiva durante 6 meses antes de ser adquirida en 2014 por su sociedad dominante en 100 U.m., coincidiendo las pérdidas contables con las fiscales -800, el importe máximo a aprovechar de BIN será 700 U.m. –> la diferencia positiva( entre 200 – 100 ) es 100, por tanto, este importe reduce las BIN a compensar (100), siendo la BIN aprovechable de 700 € (800 -100) por la propia sociedad adquirida.

En la normativa pendiente de aprobarse (en vigor a partir del 1 de enero de 2015) no serán compensables las BIN de una entidad adquirida mayoritariamente, si ésta se halla en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • No ha realizado actividad económica en los 3 meses anteriores a la compra.
  • Es una entidad patrimonial o ha causado baja en el índice de entidades.
  • Realiza en los 2 años siguientes a la compra una actividad adicional a la anterior a la adquisición cuyo INCN (importe neto de la cifra de negocios) supere al 50% de la media de los 2 años anteriores.

Si la empresa adquirida (por una sociedad dominante o grupo mercantil de empresas que alcancen la mayoría del capital) se encuentra en alguna de las anteriores situaciones se perderán la totalidad de sus bases imponibles, sin que opere el límite de la diferencia positiva actual del Articulo 25.TRLIS.

Ejemplo: Mismo ejemplo que el anterior, con la diferencia de que la sociedad X es adquirida mayoritariamente , pero en lugar de 2014, se compra en 2015, la sociedad X perderá la totalidad de las bases imponibles negativas que generó.

Recomendación: compre mayoritariamente una sociedad con BIN en 2014, (preferiblemente que haya desarrollado una actividad económica antes de los 6 meses a la adquisición) y si su incertidumbre es que:

  1. Aún no está seguro de la compra, sométala a condición resolutoria (hasta que se materialice el cobro, sin mayor garantías para el vendedor), si vencido el plazo de pago, sigue sin interesarle, no pague.
  2. Aún no está seguro en el precio a pagar, pero si está seguro de comprarla, sométala a condición suspensiva (hasta que se termine la due diligence que determine el precio) para que al cumplirse la misma los efectos de la compra se retrotraiga a la fecha de la constitución de la condición, esto es, 2014, en virtud del artículo 1120 del Código Civil. Recuerde que si el cumplimiento de la condición quedara a voluntad del deudor (comprador), se entenderá nula.

Adquirida la sociedad en 2014, sea por compraventa simple, perfecta y consumada o sometida a condición, podrán ser compensadas las BIN por la propia entidad aunque cambie de actividad económica, sin que estemos pendientes de que la nueva facturación supere el doble de la facturación de los 2 años anteriores, por iniciar una nueva actividad en la misma.

Diana –> Si está pensando en comprar una empresas con pérdidas fiscales (aunque no haya desarrollado actividad alguna en los últimos 6 meses), afine su puntería, busque entidades cuyo nominal (procedente sólo de aportaciones externas de socios, que no internas –por reservas capitalizadas-) sea poco relevante en relación al montante de las bases negativas declaradas, es decir, sociedades que hayan tenido abundantes beneficios en el pasado remoto y abundantes pérdidas en el presente y pasado menos remoto. Pues por aplicación del Artículo 25 la restricción de BIN serán menores V.g. Sector construcción y promoción inmobiliaria.

Álvaro Romero Reina
Colaborador de Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Gastos deducibles y reducciones en el alquiler de vivienda en la Renta 2013

El pasado 1 de abril comenzó la campaña de Renta y todos empezamos a pensar en la documentación que tenemos que preparar y revisar para que no se nos pase deducir todos los gastos y aplicar todas las reducciones y deducciones que nos permite la ley

En caso de que seas el arrendador de una vivienda o un local de negocio tendrás que tener en cuenta que los gastos que podrás deducirte y que son, según el artículo 23 de la Ley del IRPF, todos los gastos necesarios para la obtención de los rendimientos ofreciéndonos una lista no cerrada entre los cuales incluye:

  1. Intereses: si estás pagando un préstamo para la financiación del inmueble, puedes deducirte los intereses que pagas. Además, no es necesario que el préstamo sea hipotecario, también te puedes deducir los intereses de un préstamo personal.
  2. Gastos de reparación y conservación del inmueble: son deducibles los gastos incurridos en el mantenimiento del inmueble por el uso normal del mismo, como sería el caso de las cuotas de la comunidad de propietarios, pintura así como el arreglo de puertas y ventanas y reparación de instalaciones de gas, luz, agua, etc… Lo que no sería deducible, serían las obras de ampliación y mejora, ya que constituyen un aumento del valor del inmueble.
  3. IBI: también cualquier otro tributo satisfecho relacionado con el inmueble que no tenga carácter sancionador.
  4. Gastos jurídicos: son deducibles los importes pagados al abogado por la elaboración del contrato o sus honorarios por otras gestiones como la asistencia a pleitos con el inquilino.
  5. Saldos de dudoso cobro: si tu inquilino no te paga algún recibo, puedes deducirte como gasto los meses de alquiler no cobrados. Aquí es importante recordar que la condición a cumplir es que haga más de seis meses desde que realizaste la gestión del cobro.
  6. Seguros: los importes pagados en concepto de seguro del hogar también son deducibles.
  7. Servicios y suministros: Agua, luz, gas, teléfono… y todos los gastos necesarios para vivir en la misma. Si estos gastos son cobrados al cliente, serán asimismo ingresos.
  8. Amortización: se puede amortizar el hasta el 3% del mayor valor entre el precio de compra y el valor catastral, pero ojo, sólo por el importe correspondiente al inmueble y no al suelo del mismo.En el caso en que sea necesario que compres una lavadora, una televisión, mobiliario… también tendrás que amortizarlo en el periodo de 10 años, no puedes imputarlo directamente a gasto en el año de la compra.

Por último, quería recordar también que se aplica una reducción del 60% sobre el rendimiento neto para el caso de arrendamiento de vivienda habitual (no por temporada), que además será del 100% si el arrendatario cumple unos requisitos:

  1. Que tenga una edad comprendida entre 18 y 30 años.
  2. Y unos rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superiores a 532,51 euros al mes.

Así que repasad los gastos que os podéis deducir y recordad que no es una lista cerrada, sino que puedes deducirte cualquier otro gasto que no hemos mencionado pero en el que hayas incurrido a lo largo del año en relación con el inmueble en alquiler.

Lidia Planas Martín
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP