Las deducciones para “nuevos autónomos” en la Declaración de la Renta

Como consecuencia de la crisis económica, cada vez son más las personas que pasan de ser trabajador por cuenta ajena a trabajadores autónomos. La Ley del IRPF establece unas deducciones para estos “nuevos autónomos” que se complementan con las aprobadas por cada Comunidad Autónoma.

Regulación estatal

La Ley del IRPF recoge una deducción para las personas que obtengan rendimientos de actividades económicas y tengan una base imponible inferior a 12.000 € anuales. El importe de la deducción sería el siguiente:

  • Base imponible inferior a 8.000 €: deducción de 400 € anuales.
  • Base imponible de 8.000,01 € a 12.000 €: deducción de 400 € menos el resultado de multiplicar 0,1 por la diferencia entre la base imponible y 8.000 € anuales.

Regulación autonómica

Andalucía ha aprobado una deducción que complementa a la estatal y que pueden aplicar todos los trabajadores que comiencen su actividad por cuenta propia incluso cuando su base imponible sea superior a los 12.000 € que pone como límite el Estado.

Inicio de actividad en el ejercicio 2012

Los residentes en la Comunidad Autónoma de Andalucía que inicien su actividad en 2012 (que causen alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores a lo largo del ejercicio 2012), con independencia de la deducción estatal, podrán aplicar una deducción de 400 € siempre que desarrollen su actividad en el territorio de la comunidad autónoma andaluza. La deducción será de 600 € para los contribuyentes mayores de 45 años.

¿Cómo y cuándo se aplica esta deducción?

  • Si el alta se mantiene de forma ininterrumpida durante un año natural, podrá aplicarse la deducción en el ejercicio 2012.
  • Si se mantiene de forma ininterrumpida durante dos años naturales, se aplicará también en el ejercicio 2013.
  • Si se mantiene durante tres años, podrá aplicarse también en el ejercicio 2014.

Inicio de actividad en el ejercicio 2011

Los contribuyentes que iniciaron su actividad en 2011 y continúen con la misma de forma ininterrumpida desde entonces, también podrán aplicarse esta deducción de 400 € (o 600 € para mayores de 45 años), en el ejercicio 2012.

Además, si el alta se mantiene de forma ininterrumpida hasta final de 2013, también se aplicará esta deducción en el ejercicio 2013.

La baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores antes de finalizar el año natural desde el inicio de la actividad supondrá la pérdida de este beneficio fiscal y la obligación de devolver esos 400/600 € mediante declaración complementaria.

En tributación conjunta, la deducción se aplicará por cada cónyuge que cumpla todos estos requisitos, es decir, si ambos inician su actividad en 2012 y optan por tributación conjunta, para la declaración que deba presentarse antes del 1 de julio de este año podrán aplicar una deducción de 800 €.

Hemos comprobado que existen algunas deducciones que pueden aplicarse muchos de los trabajadores por cuenta propia que han iniciado su actividad a partir del ejercicio 2011. Pero queda lo más importante: que no se nos olvide aplicarlas a la hora de presentar la Declaración de la Renta. Esperamos que este post os sirva de ayuda y, también, como recordatorio.

Alicia Suárez
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Opciones de autoempleo para desempleados

Si estás en situación de desempleo y no encuentras trabajo tienes la opción de “reinventarte” y crear tu propia empresa.

Una opción bastante viable es acogerse al “pago único”, una medida de fomento del autoempleo consistente en el cobro de la prestación por desempleo en un solo pago para la inversión en tu empresa, para el que se exigen unos requisitos mínimos que os comento a continuación:

  • Que no haya ejercido dicho derecho en los cuatro años inmediatamente anteriores.
  • Que tuviera pendientes de percibir la totalidad o como mínimo tres mensualidades de la prestación por desempleo.
  • Una vez percibida la prestación, iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes o acreditar, ante el Instituto Nacional de Empleo (INEM) que van a realizar una actividad profesional como autónomos, ser socio trabajador de una cooperativa de trabajo existente o de nueva creación, o ser socio trabajador en una sociedad laboral anónima o laboral de responsabilidad limitada existente o de nueva creación.
  • La cantidad percibida debe de ser invertida en la nueva actividad, debiéndose justificar ante el INEM con los documentos necesarios (aquellos emprendedores menores de 30 años también podrán destinar la prestación a los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de la entidad, así como las tasas, gastos de asesoramiento, formación e información relacionados con su actividad). La no afectación de dicha cantidad será considerada pago indebido a los efectos previstos en el artículo vigésimo segundo de la Ley 31/1984, de Protección por Desempleo.

El pago único puede efectuarse en distintas modalidades:

1. Percepción de la prestación para los gastos de inversión + financiación de las cuotas de autónomo a la Seguridad Social:

  • Realizar la actividad como trabajador autónomo: En este caso se puede solicitar en un solo pago la cantidad que se justifique como inversión con el límite máximo del 60% del importe total de la prestación que tenga pendiente de percibir, cobrarían el 100% aquellos hombres que lo soliciten hasta 30 años de edad y mujeres hasta 35 años.
  • Realizar la actividad como socio trabajador en una cooperativa existente o de nueva creación: Puede solicitar de una vez la cantidad correspondiente a la aportación obligatoria y en su caso voluntaria y cuota de ingreso para adquirir la condición de cooperativista.
  • Realizar la actividad como socio trabajador en una sociedad laboral anónima o laboral de responsabilidad limitada, existente o de nueva creación: Puede solicitar en un solo pago la cantidad correspondiente a las acciones o participaciones sociales aportadas a la empresa.

En cualquiera de los tres casos anteriormente descritos, de no haber obtenido el 100% de la prestación, puede solicitar en el mismo momento el abono del importe pendiente para financiar las cuotas del pago del autónomo a la Seguridad Social durante el desarrollo de su actividad, bien como autónomo o bien como socio trabajador de una cooperativa o de una sociedad laboral anónima o de responsabilidad limitada, importe que se percibirá mensualmente una vez efectuado dicho pago y hasta que sea agotado.

2. Percepción de la prestación exclusivamente para los gastos de inversión:

  • En este caso puede solicitar y obtener exclusivamente el importe correspondiente a la inversión inicial en el caso de los autónomos.
  • A la aportación obligatoria y en su caso voluntaria y cuota de ingreso para adquirir la condición de socio cooperativista.
  • Puede solicitar en un solo pago la cantidad correspondiente a las acciones o participaciones sociales aportadas a la empresa para los socios trabajadores de una sociedad laboral anónima o de responsabilidad limitada.

3. Percepción de la prestación exclusivamente para la subvención de cuotas de la Seguridad Social como trabajador por cuenta propia: También tienes la opción de percibir exclusivamente la totalidad de la prestación para financiar el pago de las cuotas de autónomo en los términos mencionados en el apartado número 1.

Este tipo de rentas estarán exentas en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.) con el límite de 15.500,00 € para las aportaciones y participaciones en sociedades laborales anónimas, o cooperativas, o para los autónomos con el requisito de mantener las acciones o participaciones, o mantener la actividad para el caso de los autónomos, durante un período mínimo de 5 años, a excepción de los trabajadores discapacitados que estarán exentas el 100% en cualquier caso.

Pinchando sobre estos enlaces podéis descargar la solicitud y la información sobre la documentación a aportar. Dicha solicitud se debe de presentar siempre con anterioridad al inicio de la actividad en cualquier caso, bien por medios electrónicos a través de la Sede Electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal, en la oficina de INEM que corresponda, en los registros del Servicio Público de Empleo o de otras Administraciones con las que exista convenio, o por correo, junto con la solicitud de alta inicial o reanudación de la prestación contributiva por desempleo.

Espero que os sirva de ayuda si estáis pensando en autoemplearos.

Beatriz Gaspar García
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

La nueva “tarifa plana” de los emprendedores

El pasado 28 de enero la ministra de empleo, Fátima Báñez, anunció a los medios de comunicación, en la inauguración de la conferencia de alto nivel para conmemorar el 40 aniversario de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), una de las futuras medidas para fomentar el emprendimiento y el empleo en los jóvenes.

La llamada “tarifa plana de 50 euros” que está regulada por el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, y que entró en vigor el pasado día 25 de febrero, se basa en la aplicación de una reducción sobre la base mínima de cotización (actualmente sobre los primeros 858,60 euros) del 80% durante los 6 primeros meses en las cotizaciones de aquellos nuevos emprendedores menores de 30 años; de un 50% durante los 6 meses siguientes; y de un 30% durante otros 18 meses más.

Los beneficiarios de estas reducciones y bonificaciones son aquellos trabajadores menores de 30 años que causen alta inicial o que no hubiesen estado de alta durante los cinco años inmediatamente anteriores desde la fecha de efectos del alta. Un matiz importante a tener en cuenta es que, en ningún caso, se le aplicará a los trabajadores por cuenta propia que tengan a cargo trabajadores por cuenta ajena ya que el fin de esta medida es, precisamente, fomentar la contratación de trabajadores.

Independientemente de las nuevas reducciones mencionadas en el apartado anterior, para aquellos jóvenes (hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35 años) que no cumplan los requisitos para beneficiarse de ellas, podrán seguir disfrutando de las bonificaciones que se venían aplicando hasta ahora: reducción del 30% durante los 15 primeros meses y bonificación de otros 15 adicionales.

También hay que tener en cuenta que la falta de ingreso en plazo reglamentario de las cuotas de la Seguridad Social dará lugar a la pérdida automática y definitiva de la bonificación de dicho plazo, salvo que sea debida a error de la Administración de la Seguridad Social, como se venía aplicando hasta ahora.

El cometido de estas medidas es fomentar el autoempleo en los jóvenes y frenar el paro juvenil ya que según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística: 1.788.800 de los casi seis millones de parados españoles son menores de 30 años. Hay que recalcar que el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, pidió que las rebajas anunciadas se acompañen de “compromisos vinculantes de creación de puestos de trabajo”.

Probablemente, a muchos cotizantes esta medida les pueda ayudar a reducir su coste mensual durante el inicio de su actividad, ya que supone un ahorro considerable durante el primer año en el pago de las cuotas a la Seguridad Social en comparación al incentivo para jóvenes que se venía aplicando hasta ahora.

Beatriz Gaspar García
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP