Año nuevo: nuevas medidas en materia laboral y social

Comienza el año 2019 y lo hace a golpe de Decreto con medidas en materia social, laboral y de empleo no exentas de polémica.

Analizamos algunas de las medidas en materia social, laboral y de empleo que entran en vigor en 2019

Analizamos algunas de las medidas en materia social, laboral y de empleo que entran en vigor en 2019

A continuación, resumimos algunas de ellas:

Salario Mínimo Interprofesional

En primer lugar, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se incrementará hasta los 900 euros mensuales. Obviamente, a estas alturas todos conocíamos el titular; si bien, la magnitud de la foto ha eclipsado la letra pequeña.

En efecto, la medida contempla dos excepciones que dejará esa subida salarial en papel mojado para un amplio sector de trabajadores –según cálculos de la CEOE más 3 millones de trabajadores-. La primera de las referidas excepciones, se producirá cuando las leyes de las comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla establezcan el salario mínimo interprofesional “como indicador o referencia del nivel de renta para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a dichas prestaciones, beneficios o servicios públicos”.

La segunda será cuando un convenio colectivo, un acuerdo de empresa o cualquier pacto de naturaleza privada “use el salario mínimo interprofesional como referencia a cualquier efecto”.

Así, cuando se produzca la referencia al SMI se entenderá que la cuantía de dicha renta es el salario mínimo del año 2016 -655,20 euros mensuales- incrementado en la misma cuantía que suba el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Prácticas universitarias incluidas en la Seguridad Social

En segundo lugar, otra de las medidas más discutidas ha sido la obligación de que todos los estudiantes universitarios que realicen prácticas formativas –tanto curriculares como no curriculares- deban ser incluidos en la Seguridad Social. Nuevamente, y a pesar de la bondad de la medida, los rectores de las universidades españolas han alertado de cual será la consecuencia de hacer cargar, otra vez, a los empresarios con las cuotas: la caída del número de becas disponibles.

Derogación de incentivos a la contratación

En tercer lugar, no debe quedar en barbecho la derogación expresa de las medidas contractuales e incentivos a la contratación, lo que implicará que los empresarios no podrán echar mano del contrato indefinido de apoyo a emprendedores o de la posibilidad de celebrar contratos de formación y aprendizaje con personas de entre 25 y 30 años, eliminándose también numerosos incentivos a la contratación.

Incremento de la cotización de los autónomos

En cuarto lugar, el Gobierno ha vuelto a apretar las tuercas a los autónomos: se establece un incremento del 1,25% en la base mínima de cotización, que se fija en 944,40 euros. El tipo de cotización, se establece en el 30% en 2019, el 30,3% en 2020, 30,6% en 2021 y 31% en 2022. Igualmente, se modifica la tarifa plana, que pasa a ser de 60 euros durante los primeros doce meses –si se cotiza por la base mínima-.

Medidas contra el fraude

Y, por último, se lanzan otras dos medidas adicionales que permiten atisbar donde seguirá combatiéndose el fraude durante el año 2019: por un lado, se establece un recargo a la contratación eventual de corta duración y, por otro, se incorpora un nuevo tipo de infracción laboral grave para prevenir la posible utilización de la figura del falso autónomo.

Antonio J. Rodríguez Morones
Ius Laboral Abogados

Las prestaciones por maternidad están exentas del pago del IRPF

Durante este mes de octubre el Tribunal Supremo ha publicado algunas sentencias que han dado un giro a las normas aplicadas hasta ahora. Una de ellas es la que establece que las prestaciones percibidas de la Seguridad Social tras el nacimiento de un hijo están exentas de este impuesto.

Cuando una trabajadora da a luz tiene derecho a 16 semanas de descanso que puede compartir con el padre. Durante este periodo, la Seguridad Social es quien abona la prestación por maternidad en función de la base de cotización. Hasta ahora, la Agencia Tributaria había defendido que esta ayuda debía tributar en el IRPF como un rendimiento del trabajo, pero se retracta ahora con esta sentencia del Tribunal Supremo.

Las prestaciones por maternidad están exentas del pago del IRPFLa sentencia en cuestión de fecha 3 de octubre de 2018 ratifica la anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 2017 en la que se estimaba el recurso interpuesto por una madre y se obligaba a Hacienda a devolver las cantidades ingresadas en la liquidación del año 2013 en concepto de prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social de ese ejercicio.

El recurso se inició por un abogado del Estado por considerar que era contradictoria con fallos de los tribunales superiores de Castilla y León y Andalucía, sobre la misma materia, y argumentando, entre otros motivos, que “la prestación por maternidad satisfecha por la Seguridad social tiene la función de sustituir la retribución normal (no exenta en el IRPF) que obtendría la contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del correspondiente permiso”.

La Seguridad Social ya ha anunciado que dejará de retener el IRPF en las prestaciones que comiencen a tramitarse a partir de ahora. Sin embargo, desde la Agencia Tributaria todavía no hay confirmación de los trámites a seguir para una posible reclamación de aquellas declaraciones que no hayan prescrito, es decir, desde el año 2014, aunque aseguran que están trabajando para poner en marcha un proceso sencillo que permita la devolución y que no requiera esfuerzo extra para los ciudadanos aunque no especifican cuándo estará disponible.

Por otra parte, Hacienda también se encuentra a la espera de las interpretaciones que pueda hacer de la sentencia la Dirección General de Tributos para que aclaren si la prestación por paternidad también debería estar exenta del IRPF, ya que la sentencia del Tribunal Supremo y la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tan solo se refieren a las “prestaciones públicas por maternidad”.

Adriana Martín Moreno
Ius Laboral Abogados

Prolongación de los beneficios al mantenimiento de la actividad en los sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística

A los contratos fijos-discontinuos activos en febrero, marzo y noviembre se les descontará el 50% de la cotización.

El pasado 5 de Julio, tras su aprobación definitiva y publicación en el Boletín Oficial, entraron en vigor los Presupuestos Generales del Estado para el 2018, incluyendo en su disposición adicional 123ª, el mantenimiento de las medidas de apoyo a la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística.

De nuevo el gobierno, como viene haciendo desde su aprobación inicial en el año 2012 (Ley 3/2012 –disp. adicional 12ª), apuesta por mantener beneficios destinados a la expansión del sector, en las circunstancias actuales, confirmando su validez a pesar de ser una medida que nace con la intención de apoyar al sector en un momento coyuntural y de crisis.

El requisito principal es que el servicio que ofrezca la empresa esté destinado al turismo

El requisito principal es que el servicio o productos que ofrezca la empresa esté destinado al turismo

En cuanto a la concreción de las actividades que comprende el sector de la hostelería y las discrepancias surgidas -desde que nace esta bonificación-, sobre la inclusión o exclusión de actividades y su consideración como tal fuera de la hostelería clásica, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Islas Canarias de 22 de noviembre de 2011, recoge detalle completo de las actividades dentro de ésta, incluyendo no solo los hoteles y restaurantes sino que va más allá, e incluye a las empresas del sector de juego (casinos, bingos, salones de juego). Habrá que estar al caso concreto para determinar su inclusión como empresa afectada por esta medida.

Los requisitos para poder optar este beneficio son los siguientes:

  • Actividades a las que se dirige: Sectores de turismo, comercio y hostelería vinculados a la actividad turística. Se excluyen las empresas del sector público.
  • Condiciones: Que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo y de noviembre de cada año y que inicien y/o mantengan en alta durante dichos meses los trabajadores con contratos de trabajo fijos discontinuos.Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social tanto en la fecha de alta de los trabajadores como durante la aplicación de las bonificaciones.

    No haber sido excluidos del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de infracciones muy graves no prescritas.

  • Cuantía de la bonificación: Podrán aplicar una bonificación en dichos meses del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de desempleo, FOGASA y Formación Profesional de dichos trabajadores.

Se prevé su vigencia con carácter retroactivo, desde el 1 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2018, estando pendiente de publicación con los plazos y procedimiento para la aplicación efectiva, para los contratos celebrados bajo estas circunstancias, en este ejercicio.

Vista la efectividad de esta medida desde su aplicación inicial, cabe plantearse si la mejora de la situación económica y del empleo del país extrapolable también al sector, supondrán que el gobierno se cuestione la aplicación de esta medida para el próximo ejercicio. ¿Desaparecerá el carácter profundamente estacional del sector?, ¿Será necesaria?

Mercedes Soriano Caño - Iuslaboral AbogadosMercedes Soriano Caño
Ius Laboral Abogados