¿Cómo afecta la baja laboral a la consideración como actividad económica del arrendamiento de inmuebles?

¿Se incumple el requisito de persona contratada a jornada completa para la consideración de actividad económica del arrendamiento de inmuebles cuando dicha persona se encuentra de baja laboral?

Como ya es conocido, para que el arrendamiento de inmuebles se considere actividad económica, se exige el requisito de tener contratada a una persona con contrato laboral a jornada completa (desde el 1 de enero de 2015 se eliminó el correspondiente a local afecto directamente a la actividad); no obstante, es importante recordar que el criterio administrativo es que se trata de un requisito necesario pero en ningún caso suficiente y habrá que probar la necesidad de contar con dicha persona contratada y con una “masa crítica” suficiente de inmuebles para que exista una verdadera actividad.

Si el trabajador contratado a jornada completa esá de baja temporal, no afecta a la consideración del arrendamiento de inmuebles como actividad económica

Si el trabajador contratado a jornada completa está de baja temporal, no afecta a la consideración del arrendamiento de inmuebles como actividad económica

Sin embargo, la Dirección General de Tributos (DGT) en la respuesta a la consulta vinculante CV 6-4-17 ha precisado cómo se debe tratar el requisito formal de la persona contratada cuando ésta se encuentra de baja por enfermedad y planteándose si durante el tiempo que se extiende entre el inicio de la baja por incapacidad temporal del citado empleado y la contratación efectiva de otro nuevo trabajador para la cobertura de su baja se ha cumplido con el requisito exigido.

El requisito exigido de que el arrendador tenga al menos una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, solo se entenderá cumplido si dicho contrato es calificado como laboral por la normativa laboral vigente -cuestión ajena al ámbito tributario- y es a jornada completa.

La DGT concluye que la exigencia de jornada completa debe entenderse cumplida en este caso, ya que se manifiesta que el trabajador ha sido contratado a jornada completa, con independencia de que de forma temporal pueda estar en situación de baja por enfermedad.

Aclaramos un asunto controvertido más; seguimos en racha… 😉

Juan Manuel Toro Fernández - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Juan Manuel Toro Fernández
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Todo sobre el Impuesto de Actividades Económicas (IAE)

El Impuesto sobre Actividades Económicas es un impuesto de carácter local, gestionado por los Ayuntamientos, que grava la realización de una actividad económica en territorio nacional, ya sea esta actividad de tipo empresarial, profesional o artístico. Es un tributo directo, real y obligatorio.

Este impuesto se rige por la siguiente normativa:

  • Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
  • Real Decreto 243/1995, de 17 de febrero, por el que se dictan normas para la gestión del Impuesto sobre Actividades Económicas y se regula la delegación de compentencias en materia de gestión censal.
  • Orden HAC/2572/2003, de 10 de septiembre, por la que se aprueba el modelo 840 de Declaración del Impuesto sobre Actividades Económicas y se establecen las condiciones generales.
  • Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueban las tarifas e instrucciones.
Vista nocturna del Ayuntamiento de Málaga

Vista nocturna del Ayuntamiento de Málaga. Los Ayuntamientos gestionan el IAE.

Están obligados a pagar IAE:

  1. Aquellos que ejerciendo la actividad, su importe neto de la cifra de negocios supere el millón de euros anuales.
  2. Las Uniones Temporales de Empresas (UTEs).

No están obligados a pagar IAE (aunque esto no exime de presentar el alta comunicando las actividades que vamos a realizar):

  1. Aquellos que inicien por primera vez su actividad, y gozarán de la exención los dos primeros años. A partir del tercer año, solo estarán obligados a efectuar el pago si durante el primer año de actividad tuvo un importe neto de la cifra de negocios superior a un millón de euros.
  2. Aquellos sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, Sociedades Civiles y otras entidades sin personalidad jurídica, con un importe neto de la cifra de negocios inferior a un millón de euros.
  3. Las personas físicas y los no residentes que tengan un establecimiento permanente en territorio nacional y que su importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 1 millón de euros.
  4. El Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales y algunas asociaciones.

Plazos de presentación del IAE:

  • Alta: se debe presentar durante los 30 primeros días desde el inicio de la actividad.
  • Alta por dejar de disfrutar de la exención: durante el mes de diciembre inmediato anterior al año al que estén obligados a tributar por dejar de cumplir las condiciones de exención, se comunicará mediante el modelo 840.
  • Variación: se debe presentar durante los 30 primeros días desde que se produjo la variación.
  • Baja: se debe presentar durante los 30 primeros días desde que se produce la baja o cese.
  • Baja por disfrutar de exención: durante el mes de diciembre inmediato anterior al año en el que el sujeto pasivo quede exonerado de tributar.

El período impositivo coincide con el año natural, a excepción de nuevas altas, que en tal caso abarcará desde la fecha de comienzo de la actividad hasta el final del año natural.

Raquel Gómez Adarve - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Raquel Gómez Adarve
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Licencias e impuestos que debes conocer a la hora de abrir un negocio

Iniciar cualquier tipo de negocio supone conseguir todas las licencias necesarias y esto es complicado, por lo que os indicamos una serie de pasos que esperamos os sean de utilidad.

Comenzamos con la licencia de apertura y actividad:

La licencia de apertura es una licencia de carácter municipal necesaria para cualquier local que se vaya a abrir al público y tendremos que pagar las tasas que oscilarían entre:

  • Para locales menores de 25 metros cuadrados entre 200 y 500 euros.
  • Para locales de unos 100 metros cuadrados entre 1.500 y 2.500 euros.
  • Para locales mayores de 400 metros cuadrados entre 3.000 y 4.800 euros aproximadamente.

Por ello, es muy importante comunicar los metros reales del local para no incurrir en sanción, las sanciones oscilan entre 150 y 6.000 euros, dependiendo del municipio, las dimensiones del local y el tipo de actividad, la sanción conllevaría también el cierre temporal del negocio.

La licencia de actividad se debe renovar cada vez que se hagan obras en el local, se modifique la actividad o se modifiquen a los propietarios.

El IAE, Impuesto sobre Actividades Económicas:

Es un impuesto que grava la realización de una actividad económica, su gestión está compartida por el Estado y los entes locales, y dependiendo de la actividad y de dónde se desarrolle ésta, las declaraciones de alta, baja o modificación se deberán presentar en la Agencia Tributaria o en los órganos competentes de las entidades locales. Están exentos de IAE:

  • Las personas físicas.
  • Los sujetos pasivos que inicien su actividad durante los dos primeros períodos impositivos.
  • Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, sociedades civiles y entidades sin personalidad jurídica que tengan un importe neto de la cifra de negocios inferior a 1.000.000 euros.
  • Los contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes que operen en España mediante establecimiento permanente siempre que el importe neto de la cifra de negocios inferior a 1.000.000 euros.

El BAE, Tasa por recogida de basura de Actividades Económicas:

Es una tasa municipal que cubre parcialmente el coste del servicio de limpieza que se presta y afecta a aquellos inmuebles cuyo uso sea distinto al de vivienda. Obligados al pago:

  • Las personas jurídicas.
  • Las entidades que ocupen o utilicen inmuebles ubicados en los lugares, calles o vías públicas en que se preste el servicio.

La cuantía de la tasa se establece en función de la actividad desarrollada en el inmueble y de la superficie.

Espero que esta condensada información os sirva de gran ayuda en vuestra aventura emprendedora.

Raquel Gómez Adarve
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP