2021: Modificaciones en el comercio internacional a través de internet

La aprobación de la Directiva UE/2017/2455 incluyó una serie de cambios en la tributación de las operaciones a distancia de entregas y prestaciones de servicios. Vamos a repasar estos cambios que entran en vigor en distintas fechas.

El 1 de enero de 2019 ya entró en vigor la modificación relativa al régimen optativo para las prestaciones de servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión o electrónicos en el IVA, cuyo importe total facturado por este tipo de servicios prestados a consumidores finales de otros Estados Miembros no excediera de 10.000 euros IVA excluido, según el cual las empresas que no superaban este importe podían optar por tributar estas operaciones en su propio país o hacerlo a través de la Mini Ventanilla Única (Mini Non-Stop Shop- MOSS) en los estados miembros de la Unión Europea de destino de los servicios.

2021 es la fecha en la que se modificará el país de devengo del IVA en las transacciones de comercio electrónico internacionales

2021 es la fecha en la que se modificará el país de devengo del IVA en las transacciones de comercio electrónico internacionales

Pues bien, el Estado tendrá que realizar las modificaciones necesarias para implementar los cambios venideros que abordan entre otras cuestiones la venta de bienes a través de internet a consumidores finales que entrará en vigor en 2021.

Consiste en un paso más en este sentido y modificar también la localización del devengo del IVA en el caso de venta de productos físicos para que tributen en sede del destinatario, es decir, en el país de residencia del consumidor final.

La idea es actualizar el sistema de ventas a distancia para adaptarlo al comercio online, de forma que las ventas tributen en el estado miembro de residencia del consumidor final.

Vamos a explicarlo con un ejemplo: Si tenemos una empresa en España que vende productos a través de internet, por ejemplo productos de bisutería, a consumidores finales localizados en diferentes estados miembros de la Unión Europea, los mismos en este momento tributan en sede del vendedor, es decir, en España y se repercute el IVA español. Con el cambio normativo que entrará en vigor en 2021, esta misma venta tributará en sede del consumidor final, y se repercutirá el IVA de dicho país, Francia, Italia, Alemania… etc.

Igual que ocurre con las prestaciones de servicios por vía electrónica, la liquidación de IVA de los diferentes países no tendrá que hacerse país por país sino que se hará a través de la sede de la Agencia Tributaria española a través de la cual se ingresarán las cuotas de IVA de los diferentes países a través de la Mini Ventanilla Única (Mini Non-Stop Shop- MOSS).

Asimismo, se ha establecido el umbral de 10.000 euros, por lo que si la entrega de bienes es inferior al mismo seguirán tributando en España como hasta ahora.

Entendemos que estos cambios son adecuados a los tiempos que vivimos como una adaptación de la normativa a una realidad en la que cada vez más empresas, de gran tamaño y también Pymes venden y prestan servicios en el tráfico internacional y también existen las herramientas necesarias dentro de las administraciones fiscales de poder recaudar impuestos por cuenta del resto de los Estados Miembros de una forma fácil.

Lidia Planas Martín - Emede ETL Global

Lidia Planas Martín
lplanas@etl.es
Emede ETL Global

Todo sobre la plataforma europea de resolución de litigios en materia de consumo

Este Reglamento europeo pretende resolver rápidamente los problemas derivados de las transacciones realizadas a través de Internet mediante una ventanilla única.

Desde el pasado día 9 de enero de 2016 ya es aplicable el Reglamento nº 524/2013 del Parlamento y del Consejo de 21 de mayo de 2013, sobre resolución de litigios en línea en materia de consumo.

Este Reglamento pretende ofrecer una solución extrajudicial sencilla, eficiente, rápida y asequible para los litigios derivados de transacciones en línea. El objetivo del mismo es contribuir a través de la consecución de un elevado nivel de protección al consumidor, al correcto funcionamiento del mercado interior, en particular, en su dimensión digital, proporcionando un plataforma europea de resolución de litigios en línea que facilite la resolución extrajudicial de litigios entre consumidores y comerciantes en línea.

No debemos olvidar que hoy en día está en pleno auge la realización de transacciones a través de internet, y también la utilización de mecanismos extrajudiciales de solución de conflictos.

En el año 2011, la Comisión Europea identificó la legislación sobre resolución alternativa de litigios, incluida la dimensión del comercio electrónico, como una de las prioridades para estimular el crecimiento y reforzar la confianza en el mercado único, y con ese mismo espíritu se promulgó el presente Reglamento.

El Reglamento se aplicará a la resolución extrajudicial de litigios relativos a obligaciones contractuales derivadas de contratos de compraventa o de prestación de servicios celebrados en línea entre un consumidor residente en la Unión y un comerciante establecido en la Unión mediante la intervención de una entidad de resolución alternativa (incluida en la lista conforme a lo establecido en el artículo 20 apartado 2 de la Directiva 2013/11/UE). El Reglamento se aplicará también a la resolución extrajudicial de litigios iniciado por un comerciante frente a un consumidor en la medida que el Estado miembro de residencia habitual del consumidor admita que tales litigios se resuelvan a través de una entidad de resolución alternativa.

El Reglamento conceptúa el contrato de compraventa o de prestación de servicios celebrado en línea como un contrato de compraventa o de prestación de servicios, en el que el comerciante o el intermediario del comerciante haya ofrecido mercancías o servicios a través de un sitio de internet o por otros medios electrónicos, y el consumidor haya encargado dichas mercancías o servicios en dicho sitio de internet o por otros medios electrónicos.

La plataforma de resolución de litigios en línea constituirá una ventanilla única para los consumidores y comerciantes que deseen resolver extrajudicialmente los litigios incluidos en el ámbito de este Reglamento. Será un sitio de internet interactivo al que se podrá acceder de forma electrónica y gratuita en todas las lenguas oficiales de las instituciones de la Unión. El acceso a la plataforma se efectuará a través del portal “Tu Europa”, o también a través de un enlace electrónico que ofrecerán en sus sitios de internet los comerciantes establecidos en el ámbito de la Unión Europea que celebren contratos de compraventa o de prestación de servicios en línea.

La plataforma tendrá varias funciones asignadas y entre ellas figura la de facilitar un formulario electrónico de reclamación, informar de la reclamación a la parte demandada, determinar las entidades nacionales de resolución alternativa y ofrecer un sistema electrónico de tramitación de asuntos.

Para presentar una reclamación ante la plataforma de resolución de conflictos en línea, la parte reclamante rellenará en su integridad el formulario electrónico que se facilite. Una vez recibido el mismo la plataforma de resolución de litigios en línea trasmitirá la reclamación a la parte reclamada para obtener una respuesta.

Si transcurridos 30 días desde la presentación del formulario de reclamación, las partes no hubieran llegado a un acuerdo sobre la entidad de resolución alternativa o si la entidad de resolución alternativa se negara a conocer del litigio, se pondrá fin a la tramitación de la reclamación, y se informará a la parte reclamante sobre otras vías de recurso.

En caso de haber acuerdo con la entidad de resolución alternativa, la plataforma de resolución de litigios en línea tramitará la reclamación automáticamente y sin demora a la entidad de resolución alternativa a la que las partes hayan acordado someter a litigio. La entidad a su vez, informará a las partes sin demora, su aceptación o negativa a tramitar el litigio. En el caso de que la entidad acepte el litigio, informará a las partes sobre las normas de procedimiento y sobre las costas del mismo.

La entidad de resolución alternativa concluirá el procedimiento de resolución alternativa dentro del plazo de 90 días naturales, aunque se puede ampliar el plazo, que en principio no requerirán la comparecencia de las partes o de sus representantes, a no ser que las normas de procedimiento contemplen esa posibilidad y las partes lo consientan.

Finalmente la entidad de resolución alternativa transmitirá sin demora a la plataforma la fecha de recepción del expediente, el objeto del litigio, la fecha de conclusión del procedimiento y el resultado del procedimiento de resolución alternativa.

Esta es una visión resumida de un nuevo mecanismo que se nos ofrece en el ámbito de la Unión Europea para solucionar conflictos derivados de contratos de compraventa o prestación de servicios en línea entre comerciantes y consumidores en el marco de la Unión.

Ana de los Ángeles Díaz Rosado
Méndez Padilla Abogados y Asociados