A propósito de las modificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía

Recientemente el nuevo consejo de gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado iniciar las modificaciones normativas y legislativas necesarias para bonificar al 99% el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en adelante ISD, para cónyuges y parientes directos.

Tanto en la modalidad de Sucesiones como en Donaciones, concretamente se benefician de la bonificación en el Grupo I los descendientes y adoptados menores de 21 años; mientras que en el Grupo II, los descendientes y adoptados de 21 años o más, los cónyuges, los ascendientes y los adoptados.

Prácticamente se puede considerar que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía ha desaparecido debido a la bonificación del 99%

Prácticamente se puede considerar que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía ha desaparecido debido a la bonificación del 99%

Adicionalmente, se prevé mantener las reducciones ya establecidas por la normativa estatal y mejorada por la regulación autonómica. Recordemos las reducciones del 99% por adquisición de participaciones en entidades, empresa individual o negocio profesional.

La implementación de la bonificación del 99% en el ISD supone la práctica eliminación del tributo en la Comunidad Autónoma Andaluza y pone a Andalucía entre las comunidades autónomas más atrayentes desde el punto de vista fiscal y sobre todo empresarial.

No debemos olvidar otros tributos en los que las comunidades autónomas tienen capacidad normativa, tales como el Impuesto sobre el Patrimonio, en adelante IP, o bien el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en adelante ITP-AJD, últimamente tan en boca de todos con los vaivenes doctrinales del Tribunal Supremo.

Por ello, consideramos que estamos ante una oportunidad magnífica para hacer más atractiva a la inversión en Andalucía. Mediante una bajada generalizada de los impuestos cedidos se puede conseguir atraer la inversión privada, favoreciendo la implantación de nuevas iniciativas y negocios que supongan la creación de riqueza y empleo tan necesario para nuestra tierra.

A modo de sugerencia planteamos una bonificación al 100% para el IP tanto para los sujetos pasivos por obligación real como por obligación personal, o bien una bajada en los tipos del ITP así como del AJD o incluso eliminándolo en su totalidad. En definitiva, tratar de conseguir que la tributación no sea un obstáculo a la iniciativa empresarial y a la generación de riqueza.

Esperemos que nuestros políticos “recojan el guante”, sean valientes e implementen medidas para facilitar el empleo, dinamizar la economía y eviten situaciones de doble imposición que rozan lo confiscatorio como el tan cacareado ISD en las herencias.

Luis Gajate Bonilla
lgajate@etl.es
Emede ETL Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 4 =

Realice la siguiente operación: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.