Año nuevo: nuevas medidas en materia laboral y social

Comienza el año 2019 y lo hace a golpe de Decreto con medidas en materia social, laboral y de empleo no exentas de polémica.

Analizamos algunas de las medidas en materia social, laboral y de empleo que entran en vigor en 2019

Analizamos algunas de las medidas en materia social, laboral y de empleo que entran en vigor en 2019

A continuación, resumimos algunas de ellas:

Salario Mínimo Interprofesional

En primer lugar, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se incrementará hasta los 900 euros mensuales. Obviamente, a estas alturas todos conocíamos el titular; si bien, la magnitud de la foto ha eclipsado la letra pequeña.

En efecto, la medida contempla dos excepciones que dejará esa subida salarial en papel mojado para un amplio sector de trabajadores –según cálculos de la CEOE más 3 millones de trabajadores-. La primera de las referidas excepciones, se producirá cuando las leyes de las comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla establezcan el salario mínimo interprofesional “como indicador o referencia del nivel de renta para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a dichas prestaciones, beneficios o servicios públicos”.

La segunda será cuando un convenio colectivo, un acuerdo de empresa o cualquier pacto de naturaleza privada “use el salario mínimo interprofesional como referencia a cualquier efecto”.

Así, cuando se produzca la referencia al SMI se entenderá que la cuantía de dicha renta es el salario mínimo del año 2016 -655,20 euros mensuales- incrementado en la misma cuantía que suba el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Prácticas universitarias incluidas en la Seguridad Social

En segundo lugar, otra de las medidas más discutidas ha sido la obligación de que todos los estudiantes universitarios que realicen prácticas formativas –tanto curriculares como no curriculares- deban ser incluidos en la Seguridad Social. Nuevamente, y a pesar de la bondad de la medida, los rectores de las universidades españolas han alertado de cual será la consecuencia de hacer cargar, otra vez, a los empresarios con las cuotas: la caída del número de becas disponibles.

Derogación de incentivos a la contratación

En tercer lugar, no debe quedar en barbecho la derogación expresa de las medidas contractuales e incentivos a la contratación, lo que implicará que los empresarios no podrán echar mano del contrato indefinido de apoyo a emprendedores o de la posibilidad de celebrar contratos de formación y aprendizaje con personas de entre 25 y 30 años, eliminándose también numerosos incentivos a la contratación.

Incremento de la cotización de los autónomos

En cuarto lugar, el Gobierno ha vuelto a apretar las tuercas a los autónomos: se establece un incremento del 1,25% en la base mínima de cotización, que se fija en 944,40 euros. El tipo de cotización, se establece en el 30% en 2019, el 30,3% en 2020, 30,6% en 2021 y 31% en 2022. Igualmente, se modifica la tarifa plana, que pasa a ser de 60 euros durante los primeros doce meses –si se cotiza por la base mínima-.

Medidas contra el fraude

Y, por último, se lanzan otras dos medidas adicionales que permiten atisbar donde seguirá combatiéndose el fraude durante el año 2019: por un lado, se establece un recargo a la contratación eventual de corta duración y, por otro, se incorpora un nuevo tipo de infracción laboral grave para prevenir la posible utilización de la figura del falso autónomo.

Antonio J. Rodríguez Morones
Ius Laboral Abogados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Realice la siguiente operación: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.