2021: Modificaciones en el comercio internacional a través de internet

La aprobación de la Directiva UE/2017/2455 incluyó una serie de cambios en la tributación de las operaciones a distancia de entregas y prestaciones de servicios. Vamos a repasar estos cambios que entran en vigor en distintas fechas.

El 1 de enero de 2019 ya entró en vigor la modificación relativa al régimen optativo para las prestaciones de servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión o electrónicos en el IVA, cuyo importe total facturado por este tipo de servicios prestados a consumidores finales de otros Estados Miembros no excediera de 10.000 euros IVA excluido, según el cual las empresas que no superaban este importe podían optar por tributar estas operaciones en su propio país o hacerlo a través de la Mini Ventanilla Única (Mini Non-Stop Shop- MOSS) en los estados miembros de la Unión Europea de destino de los servicios.

2021 es la fecha en la que se modificará el país de devengo del IVA en las transacciones de comercio electrónico internacionales

2021 es la fecha en la que se modificará el país de devengo del IVA en las transacciones de comercio electrónico internacionales

Pues bien, el Estado tendrá que realizar las modificaciones necesarias para implementar los cambios venideros que abordan entre otras cuestiones la venta de bienes a través de internet a consumidores finales que entrará en vigor en 2021.

Consiste en un paso más en este sentido y modificar también la localización del devengo del IVA en el caso de venta de productos físicos para que tributen en sede del destinatario, es decir, en el país de residencia del consumidor final.

La idea es actualizar el sistema de ventas a distancia para adaptarlo al comercio online, de forma que las ventas tributen en el estado miembro de residencia del consumidor final.

Vamos a explicarlo con un ejemplo: Si tenemos una empresa en España que vende productos a través de internet, por ejemplo productos de bisutería, a consumidores finales localizados en diferentes estados miembros de la Unión Europea, los mismos en este momento tributan en sede del vendedor, es decir, en España y se repercute el IVA español. Con el cambio normativo que entrará en vigor en 2021, esta misma venta tributará en sede del consumidor final, y se repercutirá el IVA de dicho país, Francia, Italia, Alemania… etc.

Igual que ocurre con las prestaciones de servicios por vía electrónica, la liquidación de IVA de los diferentes países no tendrá que hacerse país por país sino que se hará a través de la sede de la Agencia Tributaria española a través de la cual se ingresarán las cuotas de IVA de los diferentes países a través de la Mini Ventanilla Única (Mini Non-Stop Shop- MOSS).

Asimismo, se ha establecido el umbral de 10.000 euros, por lo que si la entrega de bienes es inferior al mismo seguirán tributando en España como hasta ahora.

Entendemos que estos cambios son adecuados a los tiempos que vivimos como una adaptación de la normativa a una realidad en la que cada vez más empresas, de gran tamaño y también Pymes venden y prestan servicios en el tráfico internacional y también existen las herramientas necesarias dentro de las administraciones fiscales de poder recaudar impuestos por cuenta del resto de los Estados Miembros de una forma fácil.

Lidia Planas Martín - Emede ETL Global

Lidia Planas Martín
lplanas@etl.es
Emede ETL Global

La fiscalidad después del Brexit

A finales del mes de marzo, exactamente el día 29, se hará efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el tan cacareado Brexit. El día 30 de marzo, Gran Bretaña ya no formará parte tanto del mercado único como de la unión aduanera.

Además de las consecuencias de índole política, económica, financiera, empresarial y hasta afectiva que tendrá el Brexit, desde Emede ETL Global queremos informarle de las principales consecuencias fiscales que tiene la salida de la UE de Gran Bretaña.

Es momento de repasar las consecuencias del Brexit desde un punto de vista fiscal

Es momento de repasar las consecuencias del Brexit desde un punto de vista fiscal

En primer lugar, en cuanto a la tributación indirecta, las ventas de mercancía a las islas se considerarán como exportación de bienes en lugar de entregas intracomunitaria de bienes. Asimismo las adquisiciones de bienes desde Reino Unido, se tratarán de importaciones de bienes, ya no serán adquisiciones intracomunitarias de bienes. Por tanto los flujos de mercancía dejarán de declararse en el modelo de operaciones intracomunitarias (modelo 349) y en el Intrastat.

Dado que ya estaríamos ante exportaciones e importaciones de bienes, se deberán cumplir las formalidades aduaneras oportunas, pago de aranceles y otros gravámenes que se devenguen tanto en la introducción como en la expedición. Recordar que los operadores económicos deben identificarse a efectos aduaneros con un número de registro e identificación (número EORI), válido en toda la Unión Europea. Del mismo modo, dejará de aplicarse la normativa comunitaria relativa a los impuestos especiales.

Desde el punto de vista de la tributación directa, las implicaciones son numerosas, y aquí indicaremos las más destacadas. Desde el punto de vista empresarial, las más reseñables son: la inaplicación determinadas directivas traspuestas a las normativas nacionales tales como la de las operaciones de reestructuración (se consigue diferir determinadas rentas que se devengan en esta tipología de operaciones siempre que exista un “motivo económico válido”), directiva de intereses y cánones, la directiva matriz-filial, la de intercambio de información que en la actualidad es rápido y fluido entre las diferentes administraciones tributarias nacionales…

Por último, debemos recordar que para el británico de a pie que perciba rentas de fuente española sujetas al Impuesto sobre la Renta de No residentes (IRNR), el tipo de retención general pasará del 19% actual por ser miembro de la UE al tipo general del 24%. Además tendrá un importante impacto para el residente en Reino Unido, y es que cuando herede bienes y derechos situados en España dejará de poder aplicar ciertos beneficios fiscales contenidos en las normativas de las comunidades autónomas, ahora que, en caso de Andalucía se prevé bonificar al 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, esto es tributando únicamente por el 1%.

Como puede apreciar el lector, no son pocas las implicaciones del Brexit en todos los ámbitos, por ello, les recomendamos examinar, analizar de manera pormenorizada en el ámbito no solo empresarial sino tambieén en el personal para, en su caso, implementar un plan de acción que minimice los posibles efectos negativos que pueda tener.

Luis Gajate Bonilla
lgajate@etl.es
Emede ETL Global

Publicada la nueva Ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales

El pasado mes de diciembre se publicó la tan esperada Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de derechos digitales que viene a complementar el famoso RGPD.

Todas las empresas grandes y pequeñas incluidos los autónomos tuvieron la obligación de adaptarse al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos hasta el 25 de mayo del pasado año. Ahora esta ley estatal “completa” y “aclara” la normativa europea.

La nueva Ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales completa y aclara el RGPD

La nueva Ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales completa y aclara el RGPD

Algunas cuestiones que los empresarios deben tener en cuenta son:

  • Identificar la tipología de datos que poseen para así poder hacer una valoración del nivel de riesgos en materia de protección de datos. De este modo poder realizar una evaluación de riesgos adecuada con una plan preventivo al respecto.
  • Nombrar a un DPO (Delegado de Protección de Datos) si la tipología de datos y empresa así lo requiere.
  • Redactar el “registro de las actividades de tratamiento”. En el mismo se deberá especificar los fines del tratamiento, la descripción de las categorías de interesados, destinatarios de las comunicaciones, transferencias de datos si las hubiera, entre otras cuestiones. El alta en los ficheros en la web de la Agencia Española de Protección de datos pasó a la historia.
  • Una cuestión muy importante son los encargados del tratamiento, empresas que tienen acceso a nuestros datos para realizar los servicios que contratamos con ellos (asesoría fiscal/laboral, servicio de prevención de riesgos laborales, empresa de mantenimiento informático, videovigilancia…). Con ellos es muy importante firmar un contrato especificando los datos a los que tienen acceso y sus responsabilidades y obligaciones.
  • Obtener el consentimiento expreso de los integrantes de nuestras bases de datos el cual deberemos poder demostrar.
  • Para aquellas empresas con empleados, es conveniente en todo caso firmar un contrato de confidencialidad y de tratamiento de sus datos personales por los diferentes encargados de tratamiento.
  • Adecuar los avisos legales correspondientes: formularios, páginas web, cuestionarios,…

Con todo ello y otras cuestiones a tener en cuenta según nuestro tipo de empresa, tendremos adecuada la misma a las novedades legislativas en materia de protección de datos.

Inmaculada Vargas
Aukani Consulting
, partner de Emede ETL Global