La titularidad real de las empresas llega al Registro Mercantil

Los empresarios y comerciantes que desarrollan su actividad bajo la forma de sociedades mercantiles, van a tener que salir del anonimato y aparecer en el “escaparate” público que es el Registro Mercantil, siempre y cuando posean o controlen, directa o indirectamente, un porcentaje superior al 25 por ciento del capital o de los derechos de voto de una persona jurídica, o que por otros medios ejerzan el control, directo o indirecto, de la gestión de una persona jurídica (si el control es indirecto por medio de persona jurídica debe indicarse su identidad).

Es lo que se conoce o se entiende por titular real de las sociedades mercantiles, y trae su origen y causa en la prevención del blanqueo de capitales.

La titularidad real de las empresas deberá expresarse en el Registro Mercantil

La titularidad real de las empresas deberá expresarse en el Registro Mercantil

En este sentido, vemos como la UE está trabajando a máximo, para poder luchar contra el blanqueo de capitales, y dentro de esta particular “cruzada”, ha procedido a la reciente modificación de la Quinta Directiva, reestructurando la regulación comunitaria en materia de prevención de blanqueo de capitales, y ha introducido la obligación de que los Estados miembros aseguren la información sobre la titularidad real de las Sociedades y que ello se conserve en un Registro Central, tal y como se publicó en el diario Oficial de la Unión Europea (DOUE).

En España, ya se ha empezado a trabajar en esta línea marcada por Europa, y a tal efecto se dictó la Orden JUS/319/2018, de 21 de marzo, por la que se aprueban los nuevos modelos para la presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de los sujetos obligados a presentarlas, publicada en el BOE de 26 de marzo de 2018, y que ya se encuentra en vigor, en la que habrá que incluir la titularidad real de la sociedad mercantil en cuestión. En ejercicios sucesivos el formulario correspondiente solo deberá ser cumplimentado si se han producido cambios en la titularidad real.

Por tanto, mediante esta medida, que es una de las piezas clave en los sistemas de prevención del blanqueo de capitales se pretende saber quiénes son las personas físicas que están realmente detrás de las transacciones que son objeto de análisis por parte de los sujetos obligados a aplicar la normativa preventiva, pero también se va a conocer a quienes están mayoritariamente detrás de las sociedades mercantiles, y fundamentalmente de las pequeñas y medianas empresas que operan bajo el sistema de sociedades de responsabilidad limitada y donde suele ser habitual la existencia de estos titulares reales que poseen más del 25% del capital social.

Con independencia de la prevención de capitales, esta nueva situación favorecerá los posibles embargos de participaciones de posibles deudores que, hasta ahora, se encontraban “ocultas” en una participación social no manifestada al exterior.

José Miguel Méndez Padilla - Méndez Padilla Abogados y Asociados

José Miguel Méndez Padilla
Méndez Padilla Abogados y Asociados

mendez-padilla-peq

¿Puede un trabajador, estando de baja laboral, irse de viaje?

La respuesta es sencilla; cuando un trabajador sufre una baja médica, lo que se denomina un proceso de enfermedad común o profesional, según sea el tipo de la baja (enfermedad común, accidente de trabajo, etc.), y siempre con la ley en la mano, sí puede viajar.

Pero, aunque no hay ninguna ley que prohíba expresamente los desplazamientos durante la baja médica de esa persona, sí hay ciertos riesgos que se deben tener en cuenta y que pueden derivar en la denegación del subsidio por incapacidad temporal, como son el abandonar un tratamiento médico que nos hayan prescrito o no acudir a las revisiones periódicas (donde se expiden los denominados “partes de confirmación”, que no es otra cosa que la justificación médica de que el trabajador sigue impedido, por tanto continua con su proceso de enfermedad).

Un trabajador de baja laboral puede viajar siempre que no esté contraindicado y que cumpla con sus obligaciones médicas

Un trabajador de baja laboral puede viajar siempre que no esté contraindicado y que cumpla con sus obligaciones médicas

Todo lo anterior se recoge en el artículo 175 la Ley General de la Seguridad Social. Así, dicho artículo especifica que el subsidio por incapacidad temporal “podrá ser denegado, anulado o suspendido cuando el beneficiario haya actuado fraudulentamente, trabaje por cuenta propia o ajena o cuando, sin causa razonable, el beneficiario rechace o abandone el tratamiento que le fuere indicado”.

Además, todo ello se complementa con lo expuesto en el artículo 169 de la misma Ley, que define la incapacidad temporal como aquella que se debe a “enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de 365 días prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación”.

Por todo lo expuesto, se puede concluir que el trabajador, estando de baja médica, puede viajar siempre bajo su responsabilidad y cuando no esté medicamente contraindicado para ello, y siempre que dicho viaje no suponga un retraso en el proceso de recuperación.

Es obligación del trabajador acudir a todas las consultas y revisiones médicas, ya sea en el centro de salud o en la Mutua colaboradora con la Seguridad Social que tenga asignada la empresa. Si por algún motivo no pudiera hacerlo, se tendría que justificar debidamente la ausencia, de lo contrario se podría emitir el alta por incomparecencia.

La recomendación antes de realizar un viaje es informar al médico y al INSS, para que durante ese periodo no se fije ninguna cita, ya que de lo contrario sería obligatorio acudir para no perder la prestación.

Como último apunte cabe indicar que, independientemente de la baja médica, las vacaciones que un trabajador tenga pendientes de disfrutar no se pierden aunque sufra una enfermedad en ese momento que le provoque una incapacidad temporal.

Adrián Nieto
Ius Laboral Abogados
– Colaborador de Emede ETL Global

Novedades y aspectos importantes sobre las cuentas anuales del ejercicio 2017

Un año más nos encontramos en época de cuentas anuales y este año 2017, en sentido estricto, no presenta grandes cambios en comparación con el ejercicio anterior.

La gran novedad en la presentación de las cuentas anuales de 2017 es la nueva declaración de identificación del titular real. ¿Y qué es esto de identificación del titular real? Pues bien, titular real es la persona o personas físicas que posean un porcentaje superior al 25 por ciento del capital o de los derechos de voto de una persona jurídica, o que ejerzan el control, directo o indirecto, de la gestión de una persona jurídica.

¿Y quiénes están sujetas a la obligación de identificar al titular real? Todas las personas jurídicas domiciliadas en España que depositen cuentas anuales individuales, incluidas las PYMES a excepción de las sociedades que coticen en un mercado regulado.

La novedad de este ejercicio 2017 es la declaración de identificación del titular real en las cuentas anuales.

La novedad de este ejercicio 2017 es la declaración de identificación del titular real en las cuentas anuales.

Esta novedad deberá documentarse en una nueva página incorporada al modelo normalizado, lo que hace que se modifique la instancia de presentación de las cuentas anuales y del fichero necesario para la presentación de las mismas en soporte electrónico. En el nuevo documento debemos indicar los datos identificativos de aquellas personas físicas con un porcentaje superior al 25%, ya sea de forma directa o indirecta, teniendo que reflejar a las sociedades intervinientes en la cadena de control, si no existiera una persona física que posea o controle un porcentaje superior al 25% del capital, deberán indicarse los datos identificativos de los administradores o responsables de la dirección de la entidad.

Otra novedad es que en la memoria, en el punto 15 de información sobre los aplazamientos de pago efectuados a proveedores es obligatorio rellenar la información de los datos o bien en la propia memoria o en un documento expreso, el cual habrá que enviar junto con el resto de documentación al Registro Mercantil. Si esto no se indica calificarán las cuentas anuales como defectuosas.

Recordad que es importante que se presenten las cuentas anuales, aunque sea fuera de plazo, pero lo antes posible, porque su no presentación dará lugar a que no se inscriban en el Registro Mercantil documento alguno sobre la sociedad y a la imposición de una multa por importe de 1.200 y 60.000 euros en función de la dimensión de la sociedad.

Por último señalamos que los modelos correspondientes al ejercicio 2017 que debemos presentar al Registro Mercantil para su depósito se encuentran disponibles en la Orden JUS/319/2018, de 21 de marzo a cuya publicación en el BOE os enlazamos aquí.

Raquel Gómez Adarve - Emede & Asociados Asesores Tributarios

Raquel Gómez Adarve
Emede ETL Global