Cómo inscribir tu empresa o vivienda turística en el Registro de Turismo de Andalucía

Las empresas y autónomos que ofrecen productos y/o servicios relacionados con el turismo deben inscribirse en el Registro de Turismo de Andalucía.

El Registro de Turismo de Andalucía (RTA) está adscrito a la Consejería competente en materia de Turismo. Es un instrumento que facilita la actividad de control por parte de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía de los distintos alojamientos turísticos de la Comunidad Autónoma de Andalucía, tiene carácter obligatorio, público y gratuito. Tendrán objeto de inscripción en el mismo los siguientes negocios:

  1. Establecimientos hoteleros:
    a. Hoteles.
    b. Hoteles-apartamentos.
    c. Hostales.
    d. Pensiones.
  2. Apartamentos turísticos: varios apartamentos que presten servicios de alojamiento y otros complementarios. (Como mínimo 3 a un radio de 1 km).
  3. Campamentos de turismo o camping.
  4. Casas Rurales: son aquellas edificaciones situadas en el medio rural y que incluye, además del alojamiento, otros servicios complementarios.
  5. Agencias de viajes que organicen o comercialicen viajes combinados.
  6. Guías de Turismo: prestación de servicios de información turística de forma habitual y retribuida dentro de los bienes integrantes del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.
  7. Oficinas de Turismo.
  8. Empresas organizadoras de actividades de turismo activo.
  9. Viviendas turísticas de alojamiento rural: son aquellas edificaciones situadas en el medio rural y que incluye únicamente el servicio de alojamiento.
  10. Viviendas con fines turísticos: son aquellas ubicadas en suelo residencial que presten servicios de alojamiento de forma habitual, retribuida y con fines turísticos, básicamente podríamos incluir a los alquileres de temporada.

Desde el pasado 11 de mayo de 2016 y haciendo referencia al aumento de este tipo de turismo, los alquileres por temporadas con fines turísticos están obligados también a inscribirse en el RTA, la persona responsable de su inscripción es la propietaria de la vivienda o, en su defecto, la explotadora de la misma.

El trámite se gestiona en la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte correspondiente, que en la provincia de Málaga está ubicado en la planta 8 del Edificio de Usos Múltiples de Avenida de la Aurora (el Edificio Blanco antes conocido como Edifico Negro).

Para tramitarlo hay que cumplimentar online la Declaración responsable para el acceso o ejercicio de la actividad, imprimir, firmar y presentarlo en el RTA.

Las viviendas con fines turísticos deben de cumplir una serie de requisitos que, de manera transitoria tras la entrada en vigor del Decreto 28/2016, de 2 de febrero, se podrán adaptar en el plazo de un año:

  • Disponer de licencia de ocupación.
  • Las habitaciones tendrán ventilación directa al exterior o patios y sistema de oscurecimiento de ventanas.
  • Debe estar suficientemente amueblada y acondicionada con los enseres y aparatos necesarios para el número de plazas permitido.
  • Disponer de aire acondicionado en los meses de mayo a septiembre, y calefacción para el resto de meses.
  • Disponer de botiquín de primeros auxilios.
  • Disponer de información turística de la zona, restaurantes, etc., en formato físico o electrónico.
  • Disponer del libro de hojas de Quejas y Reclamaciones en lugar visible dentro de la vivienda.
  • Servicio de limpieza a la entrada y salida de nuevos clientes.
  • Ropa de cama, menaje de casa y un juego de reposición.
  • Facilitar teléfono de contacto para resolver las posibles incidencias.
  • Disponer de instrucciones del funcionamiento de los electrodomésticos.
  • Informar a los huéspedes de las normas internas relativas al uso de las instalaciones.

Teniendo en cuenta que la realización o prestación clandestina de un servicio turístico, definida en el artículo 30.4 de ley 13/2011 de 23 de diciembre, es calificada como infracción grave, como se expresa en el artículo 71 de la misma ley, y cuya cuantía oscilaría con multa de 2.001,00 a 18.000,00 euros, sería recomendable llevar a cabo dicha inscripción.

Beatriz Gaspar García
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Sanción por no depositar las cuentas anuales

Como sabes, toda empresa tiene la obligación de depositar las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil. Vamos a descubrir en las próximas líneas a qué sanciones se enfrentará una empresa si no deposita las cuentas anuales.

Como ya conocemos, el plazo de presentación de las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil es de un mes desde la celebración de la Junta General.

Hasta ahora la única sanción por la no presentación era el cierre de la hoja registral de la sociedad, impidiendo así el depósito de documentos tales como cambios de domicilio, nombramientos de administradores, etc… según artículo 282.1 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Recientemente el ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas) ha empezado a sancionar a las empresas por no depositar las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil. Las sanciones oscilan entre 1.200,00 a 60.000,00 euros, atendiendo a la dimensión de la empresa, y cuando la sociedad tenga un volumen de facturación superior a 6.000.000,00 euros, el límite de la multa para cada año de retraso se elevará a 300.000,00 euros según el artículo 283 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

El método empleado para la imposición de sanciones es el siguiente:

  1. La sanción será del 0,5% del total de las partidas de activo, más el 0,5% del Importe Neto de la Cifra de Negocios de la última declaración presentada a la Agencia Tributaria.
  2. Si no se porta la declaración del punto anterior, la sanción se cuantificará sobre el 2% del capital social, según los datos de que disponga el Registro Mercantil.
  3. Si se aporta la declaración mencionada anteriormente y la sanción resultante del cálculo del punto 1 superara el 2% del capital, se aplicaría con una reducción del 10%.

Es importante que presentemos las Cuentas Anuales en plazo, si lo hacemos fuera de plazo que sea lo antes posible, ya que si se depositan antes de que se inicie el procedimiento sancionador, la sanción será inferior y vendrá acompañada de una reducción del cincuenta por ciento.

Raquel Gómez Adarve
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

La Inspección de Trabajo intensifica los controles a empresas con motivo del registro de jornadas de trabajo

La Seguridad Social pretende estandarizar el uso del registro de la jornada de trabajo realizada por cada trabajador.

La obligación del registro de jornada de trabajo viene impuesta desde antiguo en el art. 35.5 del Estatuto de los Trabajadores, señalando dentro de la regulación de las horas extraordinarias que a efectos del cómputo de las mismas:

“la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

No obstante, pocas eran las empresas que llevaban a cabo ese registro al interpretarse dicho precepto en el sentido de que sólo era preciso en aquellos supuestos en que, efectivamente, los trabajadores realizaran jornadas superiores las fijadas en el convenio colectivo o contrato de trabajo. Evidentemente, en la gran mayoría de empresas en las que sus trabajadores hacían horas extraordinarias tampoco se llevaba registro alguno.

Sin embargo, a raíz de la Sentencia (no firme) de la Audiencia Nacional de 4 de diciembre de 2015 (dictada en un procedimiento seguido por los Sindicatos frente a Bankia por la inexistencia de sistemas de registros horarios y, con ello, de la dificultad que suponía para los empleados acreditar la realización de horas extraordinarias) la situación ha dado un giro radical puesto que en dicha resolución la Audiencia Nacional argumenta que el registro diario de jornada no debe ser únicamente exigible en los casos en que se realicen horas extras, sino que debe existir siempre, aun en el supuesto que no se realicen horas extraordinarias.

Estos registros deben incluir las horas realizadas cada día por cada trabajador, entendiendo éste como el único medio para certificar si se supera la jornada máxima ordinaria o no.

En el caso de trabajadores que prestan servicios fuera de las dependencias de la Empresa, la Audiencia Nacional concluye que con mayor motivo debe implementarse el registro de jornada, ya que de lo contrario sería imposible constatar el horario efectivamente realizado.

Con motivo de este cambio interpretativo la Inspección de Trabajo ha puesto en marcha una campaña especial tratando de cazar a las empresas que, con independencia de su tamaño, no cumplan con los principios comentados y sancionando en consecuencia; por lo que es altamente recomendable cumplir con el referido registro implantando sistemas de control horario en la Empresa.

ACTUALIZACIÓN 10/04/2017 en El Tribunal Supremo no considera obligatorio el registro horario de la jornada completa

Pablo Vela Prieto
Ius Laboral Abogados