Novedades tributarias Diciembre 2015

Un mes más reunimos las novedades fiscales para vosotros. Este mes contienen el siguiente índice, encontráis el enlace al documento completo en pdf más abajo:

I.  ANÁLISIS NORMATIVO

A)    Cierre del Impuesto sobre Sociedades 2015

  1. Introducción
  2. Importe de la cifra de negocios (INCN)
  3. Volumen de operaciones
  4. Concepto de actividad económica
  5. Entidad patrimonial
  6. Operaciones a largo plazo
  7. Consecuencias fiscales de errores contables
  8. Reversión del deterioro de activos
  9. Transmisión de activos entre empresas del grupo mercantil
  10. Transmisión de inmuebles urbanos
  11. Ingreso de una sociedad en concurso por la quita
  12. Exención por dividendos percibidos de entidades residentes y no residentes
  13. Exención de rentas obtenidas en la transmisión de participaciones
  14. Presunción de rentas no declaradas
  15. Valoración o valor de mercado de determinadas operaciones
  16. Cambio de residencia fuera del territorio español
  17. Imputación temporal de gastos
  18. Gasto por retribución de fondos propios
  19. Gastos por donativos y liberalidades
  20. Limitación de los gastos financieros
  21. Amortizaciones
  22. Fondo de comercio por adquisiciones de negocios y operaciones de reestructuración empresarial
  23. Provisiones para gastos
  24. Créditos comerciales y no comerciales
  25. Reserva de capitalización
  26. Compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores
  27. Tipo de gravamen
  28. Deducción en la cuota del impuesto
  29. Deducción por reinversión de beneficios extraordinarios
  30. Deducción por inversión de beneficios
  31. Reserva de nivelación
  32. Otros incentivos fiscales aplicables a las ERD
  33. Operaciones de reestructuración empresarial
  34. Entidad parcialmente exenta

B)    Cierre del Impuesto sobre la Renta 2015

  1. Introducción
  2. Planes de ahorro
  3. Trabajos en el extranjero
  4. Rendimientos del trabajo por prestaciones obtenidas en forma de renta por personas con discapacidad
  5. Exención de dividendos
  6. Imputación de los ingresos derivados de ayudas públicas
  7. Salarios atrasados
  8. Pérdidas derivadas de créditos no cobrados
  9. Transmisión de inmuebles durante 2015
  10. Exención por reinversión en rentas vitalicias
  11. Retribuciones en especie
  12. Reducción sobre rendimientos de capital inmobiliario
  13. Distribución de la prima de emisión y reducción de capital con devolución de aportaciones
  14. Sociedades civiles con objeto mercantil que a partir de 2016 pasan a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades
  15. Servicios prestados por un socio a su sociedad
  16. Deducibilidad de los gastos de suministros cuando el contribuyente desarrolle una actividad profesional en su vivienda habitual
  17. Deducción por inversión de beneficios en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias
  18. Gastos fiscalmente deducibles en el método de estimación directa
  19. Exclusión del método de estimación objetiva
    1. Coeficientes de abatimiento para reducir las ganancias de patrimonio puestas de manifiesto en la transmisión de elementos adquiridos antes de 1995
    2. Transmisión de derechos de suscripción
    3. Ganancias no justificadas por no declarar bienes o derechos en el extranjero
    4. Tributación de impatriados
    5. Ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones: se integrarán en la base del ahorro
    6. Aportaciones a sistemas de previsión social
    7. Integración y compensación de rentas
    8. Rescate de los planes de pensiones
    9. Modificación de los tipos impositivos
    10. Deducciones por vivienda habitual
    11. Ganancias patrimoniales por cambio de residencia, “exit-tax”

 II.            DOCTRINA ADMINISTRATIVA Y JURISPRUDENCIA. NOVEDADES

El Tribunal Supremo declara abusivas las comunicaciones laborales vía SMS o e-mail por contrato

El Tribunal Supremo declara abusivo incorporar al contrato de trabajo una claúsula conforme a la cual el trabajador proporciona voluntariamente a la empresa su teléfono móvil y/o su e-mail para que esta le efectue cualquier comunicación relativa a su relación laboral.

La Sentencia, de 21 de septiembre de 2015, analiza concretamente un contrato tipo elaborado por la empresa en una de cuyas cláusulas se establecía que

«las partes convienen expresamente que cualquier tipo de comunicación relativa a este contrato, a la relación laboral o al puesto de trabajo, podrá ser enviada al trabajador vía SMS o vía correo electrónico … según los datos facilitados por el trabajador a efectos de contacto» y que «cualquier cambio o incidencia con respecto a los mismos, deberá ser comunicada a la empresa de forma fehaciente e inmediata»

En un primer momento, y así se alegó por la empresa afectada, parecería razonable el contenido de la cláusula contractual puesto que, por un lado, esos datos eran “necesarios para el normal desenvolvimiento de la relación laboral”, por otro, que el art. 2.2 del Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos, que excluye de protección, en el marco de las relaciones laborales, a «la dirección postal o electrónica, teléfono y número de fax profesionales» y, finalmente, parecería que dicha cesión de datos derivaba del acuerdo alcanzado entre las partes en el contrato de trabajo.

Sin embargo, hay que tener en consideración, en materia de datos de carácter personal que su protección viene derivada no de la LOPD sino, primeramente, del artículo 18.4 de la Constitución que consagra «en sí mismo un derecho o libertad fundamental a controlar el flujo de informaciones que conciernen a cada persona» y la doctrina constitucional es expresiva de que «este derecho fundamental no reduce su protección a los datos íntimos, sino que su objeto es más amplio, refiriéndose a cualquier tipo de dato personal».

Por ello, la recogida y posterior tratamiento de los datos de carácter personal se ha de fundamentar en el consentimiento de su titular, facultad que sólo cabe limitar en atención a derechos y bienes de relevancia constitucional, de modo que esa limitación esté justificada, sea proporcionada y, además, se establezca por Ley.

Partiendo de estos principios el Tribunal Supremo entiende que:

  1. Contrariamente a lo manifestado por la empresa, esos datos en absoluto son necesarios para el mantenimiento o cumplimiento del contrato de trabajo, y mucho menos imprescindibles a tal efecto, pues que la relación laboral puede desenvolverse sin tales instrumentos evidencia que no puedan considerarse como imprescindibles (y ello pese a reconocer el Tribunal la importancia de los avances tecnológicos en la sociedad).
  2. Tampoco pueden incluirse en la previsión específica que al efecto lleva a cabo el art. 2.2 del Reglamento, por cuanto que la misma se refiere exclusivamente al teléfono y dirección electrónica «profesionales», esto es, los destinadas – específicamente- a la actividad profesional del trabajador y que -parece obvio- han de ser los proporcionados por la empresa para el desarrollo de la actividad laboral del empleado; no los particulares de que los trabajadores pudieran disponer.
  3. Tampoco acepta el acuerdo de voluntades en que se traduce el contrato de trabajo puesto que la incorporación al contrato de una cláusula como la cuestionada «supone una conducta abusiva y no puede entenderse que el trabajador haya prestado su consentimiento de una manera libre y voluntaria».

Sin embargo, a pesar de todo lo anterior y de desestimar el recurso formulado por la empresa, el Tribunal Supremo acaba afirmando que en absoluto niega que voluntariamente puedan ponerse aquellos datos a disposición de la empresa; es más, incluso pudiera resultar deseable, dado los actuales tiempos de progresiva pujanza telemática en todos los ámbitos pero sin que pese a ello sea posible que en el contrato de trabajo se haga constar como específica cláusula/tipo que el trabajador presta su voluntario consentimiento a aportar los referidos datos personales y a que la empresa los utilice en los términos que el contrato relata, y todo ello puesto que el trabajador es la parte más débil del contrato y en el momento de acceso a un bien escaso como es el empleo bien puede entenderse que el consentimiento sobre tal extremo no es por completo libre, por lo que debe excluirse de los contratos de trabajo.

Nada impide por tanto, a sensu contrario, que mediante acuerdo individualizado una vez vigente la relación laboral, pueda obtenerse el consentimiento del empleado para el acceso por parte de la Empresa a dichos datos de carácter personal.

Pablo Vela Prieto
Ius Laboral Abogados

Novedades fiscales que introduce la Ley de Presupuestos Generales del Estado 2016

Analizamos las implicaciones fiscales que conlleva publicación en el BOE de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para 2016 en el documento que adjuntamos y que tiene el siguiente índice:

0. Introducción.
1. Impuesto sobre la Renta de las Personas física.
2. Impuesto sobre sociedades.
3. Impuesto sobre el patrimonio.
5. Impuesto sobre la Renta e Impuesto sobre Sociedades.
6. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
7. Impuestos Locales.
8. Impuestos Especiales.
9. Tasas.
10. Otras disposiciones con incidencias tributarias.

Novedades fiscales Ley de Presupuestos 2016