Las deducciones en el IRPF que hay que tener en cuenta a final de año

Comienza la cuenta atrás para que el año 2013 llegue a su fin, y una vez que esto ocurra tendremos un nuevo ejercicio fiscal sobre el que rendir y ajustar cuentas con Hacienda en relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Para que esta obligación pueda sernos más favorable vamos a repasar si las deducciones vigentes, a fecha de hoy, nos pueden ayudar a rebajar la factura fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio 2013.

Recordemos que la deducción estrella, por lo que supone de ahorro en la cuota es la deducción por adquisición en vivienda habitual que por ahora sigue vigente, aunque no sabemos por cuánto tiempo más, para todos aquellos contribuyentes que formalizaron la compra de su vivienda antes del 31 de diciembre de 2012. La base máxima sobre la que se puede aplicar la deducción por cada contribuyente es de 9.040 €. Se puede calcular el importe pagado en concepto de préstamo durante el 2013, y completar hasta los 9.040 €, si es posible con esto optimizaremos el importe de esta deducción. Recuerda que si has adquirido la vivienda habitual en el 2013, no tendrás derecho a aplicar esta deducción.

Por otra parte, está la deducción por alquiler de la vivienda habitual, que la podrán aplicar aquellos contribuyentes con una base imponible inferior a 24.107 €. El importe de esta deducción es con carácter general del 10,05% de las cantidades satisfechas en concepto de arrendamiento de vivienda habitual. Recordemos que en caso de matrimonio, para que la deducción la puedan aplicar los dos cónyuges, ambos tienen que aparecer en el contrato en calidad de arrendatarios. Si solo figura uno de ellos, será tan solo éste el que pueda aplicar la deducción, aunque el alquiler se satisfaga con fondos gananciales.

Otra de las deducciones importantes, es la deducción por donativos a entidades sin ánimo de lucro. En este caso podremos deducirnos el 25% del importe aportado si se trata de entidades sin ánimo de lucro, o el 10% en el caso de que se trate de fundaciones reconocidas de carácter social o de asociaciones de utilidad pública. Para poder aplicar esta deducción se debe contar con el correspondiente certificado expedido por la entidad.

Por último recordar, que la norma contempla la reducción de la base imponible en concepto de las aportaciones efectuadas a planes de pensiones o a otras entidades de previsión social. En este caso, la cantidad máxima de aportación que tiene derecho a reducción es de 10.000 € en el caso de ser menor de 50 años, o bien 12.500 € en el caso de ser mayor de 50 años. También se puede hacer una aportación a favor del cónyuge de hasta 2.000 €, si este obtiene unos ingresos netos inferiores a 8.000 €.

Os recomendamos que tengáis en cuenta todas estas deducciones y que tengáis a mano su justificación a la hora de presentar vuestra declaración de la Renta.

Isabel Díaz Rosado
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

El mes de los números mágicos de la fiscalidad

Siempre por estas fechas, asesorías y empresas vamos buscando y comprobando esos números mágicos que a menudo nos rondan por la cabeza pero que, muchas veces, no tenemos del todo claro y, además, solemos confundirnos si utilizamos la memoria… Me refiero a importes “límite” que en función de que se superen o no generan una serie de obligaciones diferente para las empresas.

Entre ellos, y en primer lugar, tenemos el importe a partir del que se está obligado al pago de Impuesto de Actividades Econímicas. Este importe es de 1.000.000 de euros del importe neto de la cifra de negocios, en adelante INCN de acuerdo con el artículo 82.1.c) del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Esta cifra funciona de la siguiente forma: para ver si en 2014 estamos obligados al pago de IAE, debemos comprobar el INCN del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2012, que no es más que el último presentado.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, tenemos otra gran cifra: 6.010.121,04 euros de volumen de operaciones en el ejercicio 2013, calculado conforme a lo dispuesto en el artículo 121 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que determina si la sociedad es o no Gran Empresa para el año 2014. Este importe hay que comprobarlo en el resumen anual de IVA o modelo 390.

Otro importe a tener en cuenta es el que determina si una empresa es o no de reducida dimensión. Viene determinada en el artículo 108.1 Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades y es de 10.000.000 euros. Para saber si nuestra empresa es o no de reducida dimensión para 2014 hay que comprobar el INCN del ejercicio 2013, siempre va en función del ejercicio anterior.

Como habéis podido ver, a la hora de comprobar cada cifra, ésta se tiene en cuenta sobre diferentes parámetros. En los casos que he comentado anteriormente, bien sobre el importe neto de la cifra de negocios en unos casos, bien sobre el volumen de operaciones en otro. El cálculo de cada uno de ellos tiene una serie de matices que no permite equipararlos a los conceptos genéricos de “ventas” o “ingresos”, por lo que para comprobarlos será necesario tener en cuenta que son conceptos diferentes.

Lidia Planas Martín
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Criterio de caja: Decisión para tomar en diciembre

La Ley 14/2013 que establece una serie de medidas fiscales de apoyo al emprendedor también regula la denominada “Régimen especial del criterio de caja». En este mes de diciembre ha llegado la hora de decidir si nos acogemos a criterio de caja en el próximo año 2014. En este post repasamos las claves principales del régimen de criterio de caja.

  • En primer lugar hay que señalar que podrán aplicarlo los sujetos pasivos cuyo volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2.000.000 €.
  • En las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial, el IVA se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos o si este no se ha producido, el devengo será el 31 de diciembre del año posterior a aquel en que se haya realizado la operación. Hay que poner especial atención al hecho de acreditar el momento del cobro, total o parcial.
  • La repercusión del impuesto debe efectuarse al expedir y entregar factura, aunque se entienda producida en el momento de devengo de la operación (el del cobro).
  • Se referirá a todas las operaciones realizadas por el sujeto pasivo, salvo las exceptuadas expresamente como pueden ser las acogidas a otros regímenes especiales como el simplificado; las adquisiciones intracomunitarias de bienes; etcétera.
  • Correlativamente, para estos sujetos pasivos el derecho a la deducción del IVA/IGIC soportado nace en el momento del pago total o parcial del precio de la operación, momento que deberá asimismo acreditarse.
  • Los sujetos pasivos que sean destinatarios de las operaciones incluidas en este régimen especial, pero que no están acogidos al mismo, se ven afectados ya que no podrán deducir el IVA/IGIC que soporten en las mismas hasta el momento de su pago, total o parcial, o al 31 de diciembre del año inmediato posterior.
  • La aplicación del nuevo régimen especial se establece a partir del 1 de enero de 2014.

Reglamento del régimen especial del criterio de caja

  • Volumen de operaciones inferior a 2 millones de euros en el ejercicio anterior.
  • Inicio de actividades en el ejercicio se eleva al año natural.
  • Cobros en efectivo respecto de un mismo destinatario en el ejercicio anterior no supere la cuantía de 100.000 euros.
  • La exclusión producirá efecto en el año inmediato posterior.
  • La declaración de elección del régimen especial del criterio de caja se debe efectuar bien en el inicio de actividad o bien, si se trata de una actividad ya inicada, en el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto.
  • La declaración de renuncia también en el mes de diciembre por un periodo mínimo de 3 años.
  • Efectos de la renuncia: se puede solicitar 1 año después si se cumplen los requisitos para acogerse al régimen.

Obligaciones registrales especificas

  • En el Libro Registro de Facturas Expedidas se indicarán las fechas del cobro, total o parcial, con indicación por separado del importe correspondiente, en su caso.
  • Indicación de la cuenta bancaria o del medio de cobro utilizado, que pueda acreditar el cobro parcial o total de la operación.
  • En el Libro Registro Facturas Recibidas, tanto los sujetos pasivos acogidos al régimen especial como los destinatarios de las operaciones afectadas por dicho régimen, incluirán las fechas de pago, parcial o total, de la operación con indicación por separado del importe correspondiente, en su caso. Y además una indicación del medio de pago por el que se satisface el importe parcial o total.

Obligaciones especificas de facturación

  • Facturas con mención “Régimen especial del criterio de caja”.
  • La factura se realizará en el momento de las operaciones.

Esperamos haberos aclarado un poco el funcionamiento de este nuevo régimen especial que estrenaremos en 2014 y recordad que si os interesa acogeros tenéis que declarar vuestra intención en este mes de diciembre.

Juan Manuel Toro Fernández
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP