Obligación de comunicación expresa por parte del destinatario para poder aplicar la inversión del sujeto pasivo por ejecuciones de obra

En la Ley 7/2012, de 29 de octubre de 2012, además de aprobarse la limitación de los pagos en efectivo, también se modificaron los supuestos en los que era de aplicación la inversión del sujeto pasivo.

Pasado ya más de un año desde su aprobación y puesta en funcionamiento, se aprueba el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre, por el que se modifica el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido. A través del mismo se añade un nuevo artículo 24 quáter que regula la aplicación de las reglas de la inversión del sujeto pasivo.

Según el artículo mencionado anteriormente, en los casos de inversión del sujeto pasivo en los casos de ejecuciones de obra y cesión de personal:

“4. Los destinatarios de las operaciones a que se refiere el artículo 84, apartado uno, número 2.º, letra f), párrafo segundo, de la Ley del Impuesto, deberán, en su caso, comunicar expresa y fehacientemente a los subcontratistas con los que contraten, la circunstancia referida en la letra b) del apartado anterior de este artículo”

Es decir, que las “operaciones se realizan en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones”. Estas comunicaciones se tienen que realizar con carácter previo o simultáneo a la adquisición de los bienes o servicios en que consistan las referidas operaciones. Asimismo, pueden realizarse a través de una declaración escrita firmada en la que se expongan los siguientes puntos según el punto 6 del mismo artículo 24 quáter:

“a) Que están actuando, con respecto a dichas operaciones, en su condición de empresarios o profesionales.

c) Que las operaciones se realizan en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones.”

El cumplimiento de este requisito es obligatorio para poder aplicar la inversión del sujeto pasivo. Por lo que en el caso de que te encuentres en esta situación, pídele a tu cliente que te redacte y firme dicha declaración para poder defender el hecho de que la factura vaya “sin IVA” en caso de comprobación ante la Agencia Tributaria.

Lidia Planas Martín
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

La Seguridad Social obliga a la inclusión en su servicio de notificaciones electrónicas

La Agencia Tributaria inició el camino, ahora es la Seguridad Social la que continúa la senda con la obligación de inclusión en el servicio de notificaciones electrónicas.

La Orden ESS/485/2013 de 26 de marzo dice:

“estarán obligados a recibir notificaciones y comunicaciones electrónicas, las empresas, agrupaciones de empresas y demás sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar”.

Cuando recibimos, por parte de la Seguridad Social, la notificación de obligación de inclusión en el servicio de notificaciones electrónicas, tenemos un plazo de un mes desde la fecha de recepción de esta notificación para activar nuestro buzón. Los pasos para activar el buzón son los siguientes, en función de si tenemos o no certificado digital:

  • Con certificado digital: Si disponemos de certificado digital, sólo tendremos que acudir a las oficinas de la Seguridad Social para actualizar nuestra ficha de datos (correo electrónico, persona de contacto, teléfono…) junto con el modelo TA.1 “Solicitud de afiliación a la seguridad social, asignación de número de seguridad social y variación de datos”. La Seguridad Social se pondrá en contacto con nosotros o con la persona autorizada en el sistema RED a ver el buzón, a través de correo electrónico para confirmarnos que se ha efectuado el alta en el sistema de notificaciones electrónicas.
  • Sin certificado digital: Lo primero que tendremos que hacer es acudir al Registro Mercantil para obtener nuestro certificado digital, puedes encontrar los pasos para su obtención descritos por nuestra compañera Fátima Doblas en su post Cómo obtener el certificado digital. Una vez obtengamos nuestro certificado, los pasos a realizar serían los del apartado anterior (con certificado digital).

Por último, decir que si no hemos recibido notificación de obligación de inclusión en el sistema de notificaciones electrónicas, es decir, que de momento no estemos obligados, podremos solicitar este servicio de forma voluntaria.

Raquel Gómez Adarve
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Cómo hacer una factura rectificativa

Siempre que nos encontramos ante la situación de tener que hacer una factura rectificativa, nos asaltan las dudas sobre cuáles son los requisitos y el concepto que debe incorporar la misma. En este post, intentamos resumir estas cuestiones para que podáis hacerlas con más confianza.

Una factura rectificativa es aquella que modifica a otra factura que hemos emitido anteriormente y que corrige algún dato que es erróneo.

En primer lugar vamos a ver cuáles son los casos en los que podemos emitirlas para lo cual nos dirigimos al artículo 15 del Reglamento de Facturación siendo los siguientes:

  1. Cuando la factura que se emitió no cumpla algunos de los requisitos de los artículos 6 ó 7 del Reglamento de facturación. Esto es que contenga algún error en el contenido de la factura. (Falta o error en los datos del emisor o receptor, fecha, numeración, error en la descripción del concepto de la factura).
  2. Cuando las cuotas repercutidas se hubiesen determinado incorrectamente, o bien se hubieran producido las circunstancias que según lo dispuesto en el artículo 80 del LIVA dan lugar a la modificación de la base imponible y que pasamos a enumerar a continuación:
    • En el caso de devolución de envases y embalajes reutilizables, no obstante si su suministro es regular no será necesaria la expedición de factura, sino que se podrán incluir los datos en la factura del suministro.
    • Descuentos o bonificaciones otorgados con posterioridad al momento de la realización de la operación.
    • Cuando por resolución firme queden sin efecto total o parcialmente las operaciones reflejadas en la factura o bien se modifique el precio con posterioridad a la emisión de la factura.
    • Para recuperar cuotas repercutidas en el caso de créditos incobrables. Podéis ampliar información en nuestro post sobre este tema: Cuotas repercutidas incobrables: plazos para la modificación voluntaria de la base imponible.
    • Cuando el destinatario de las operaciones no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que con posterioridad a la fecha del devengo de la operación se dicte auto de declaración de concurso.

En cuanto al contenido y forma de la factura rectificativa deberemos tener en consideración que la expedición de la factura deberá realizarse tan pronto como el obligado a expedirla tenga constancia de las circunstancias. Asimismo, deberá reflejar los datos identificativos de la factura rectificada. Sobre este punto conviene resaltar que se pueden rectificar varias facturas en un solo documento, siempre que se identifiquen cada una de ellas (fecha, nº de factura, concepto…).

También debemos recordar que tienen que tener una serie de factura distinta con la que normalmente se factura por ejemplo R/01 e ir correlativas en fecha y número así como indicar el importe de la rectificación.

Esperamos haberos ayudado con las dudas que tuvierais con este tema, igualmente si tenéis alguna duda más podéis dejarla en los comentarios. Deseamos que a partir de ahora podáis hacer vuestras facturas rectificativas con mayor confianza.

Fátima Doblas Lara
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP