Cotizaciones 2013 para autónomos con 47 años de edad

Si eres autónomo, tienes 47 años de edad a 1 de enero de 2013 y tu base de cotización en el mes de diciembre de 2012 ha sido inferior a 1.870,50 euros mensuales, te interesa este post pues desde 2012 al cumplir 47 años (antes a los 48 años) finaliza la libre elección de la base de cotización para los autónomos estableciéndose un límite máximo.

A la hora de ir pensando en tu pensión tienes dos opciones a elegir sobre tus cotizaciones a la Seguridad Social:

  • Puedes mantener dicha base o elegir una nueva con el límite de hasta 1.888,80 euros mensuales.
  • O puedes ejercitar la opción de modificarla dentro de las bases mínima y máxima establecidas para este régimen, como fecha límite antes del 30 de junio de 2013, y con efectos a partir del 1 de julio del mismo año.

Para casos en los que sea el cónyuge sobreviviente al titular del negocio que, debido al fallecimiento de éste, haya tenido que asumir las riendas del negocio dándose de alta en este régimen con 47 años de edad, no existirá dicha limitación. Tampoco existe dicho límite para las altas iniciales.

Las bases de cotización por contingencias comunes establecidas a partir del 1 de enero de 2013 en el régimen especial de trabajadores autónomos son las siguientes:

1. Los tipos de cotización por contingencias comunes: el 29,80 por 100, o el 29,30 por 100 si el interesado está acogido al sistema de protección por cese de actividad, si el trabajador no tiene la protección por incapacidad temporal, el tipo de cotización será del 26,50 por 100. Para aquellos que no tengan cubierta la protección dispensada a las contingencias derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, cotizarán un 0,10 por 100 adicional.

2. La base de cotización mínima es de 858,60 euros mensuales y la máxima es de 3.425,70 euros mensuales.

Si tu opción elegida es modificar tu base de cotización, tendrías que presentar una solicitud de cambios de base de cotización en la Tesorería General de la Seguridad Social antes del 30 de junio de 2013 acompañada del DNI original, si es de manera presencial, también se puede solicitar de forma telemática con certificado digital.

Si estás dentro de este supuesto, aún te quedan algunos días para poder pensarlo y hacer lo que más te convenga.

Beatriz Gaspar García
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Subvenciones del Programa Bono de Empleo Joven

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, publicó el pasado 28 de Mayo de 2013 en su Boletín Oficial el Decreto Ley 8/2013 de Medidas de Creación de Empleo y Fomento de Emprendimiento, con el que se establecen medidas urgentes para la creación de empleo y fomento del emprendimiento entre ellas se encuentra la medida que vamos a analizar en este post: el Programa Bono de Empleo Joven.

En primer lugar, vamos a contextualizar su definición y objeto tal como reza el Decreto Ley 8/2013:

“El Programa Bono de Empleo Joven tiene como finalidad fomentar la obtención de empleo y facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas jóvenes andaluzas que estén en posesión de un título universitario, de formación profesional de grado medio o superior o de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria procedente del Programa Segunda Oportunidad Educativa.”

Veamos ahora los requisitos que deben cumplir las personas que soliciten el Bono de Empleo Joven según se establece en el propio Decreto Ley:

  1. Tener la vecindad administrativa en alguno de los municipios de Andalucía.
  2. Tener una edad comprendida entre dieciocho y treinta y cinco años, ambos inclusive.
  3. No estar inscrito en situación de alta en la Tesorería General de la Seguridad Social, ni en general estar desempeñando ningún trabajo retribuido por cuenta ajena.
  4. Estar en posesión de alguna de las siguientes titulaciones, obtenidas dentro de los tres años anteriores:
    1. Título universitario oficial (Licenciatura, Diplomatura o Grados) o título superior equivalente de enseñanzas artísticas superiores.
    2. Título de técnico o técnico superior de Formación Profesional o título de técnico o técnico superior en artes plásticas y diseño o enseñanzas deportivas.
    3. Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria obtenido a través del Programa de Segunda Oportunidad Educativa.

Se pueden beneficiar de este Bono de Empleo Joven cualquier empresario, cualquiera que sea su forma jurídica, las personas trabajadoras autónomas y las entidades privadas sin ánimo de lucro. Este bono se hará efectivo a la empresa o entidad beneficiaria cuando se formalice un contrato laboral.

El Bono de Empleo Joven será compatible con la percepción, por parte de la empresa o entidad beneficiaria, de otros incentivos a la contratación regulados por la normativa vigente.

La cuantía de la subvención será de 4.800 euros, distribuida en 12 mensualidades, es decir 400 euros/mes. Dichas mensualidades se abonarán por meses vencidos y mediante transferencia bancaria a la entidad empleadora.

Las solicitudes irán dirigidas a la persona titular de la Dirección Gerencia del Servicio Andaluz de Empleo, que será el órgano competente para resolver sobre las mismas. Las solicitudes se podrán presentar de forma telemática en el Registro Telemático Único de la Administración de la Junta de Andalucía a través de la Ventanilla Electrónica del Servicio Andaluz de Empleo y, de manera presencial, en el Registro General del Servicio Andaluz de Empleo.

La convocatoria especifica la documentación que debe acompañar a la solicitud:

  1. Certificado del expediente académico, acreditativo de las asignaturas superadas y de la nota media del mismo, así como del año de finalización de los estudios.
  2. Certificado acreditativo de la pertenencia a alguno de los colectivos preferentes que se mencionan en el artículo 10.1, en su caso.
  3. Libro de familia.

Hay que tener en cuenta que la concesión del Bono de Empleo Joven está sujeta a criterios de selección y baremación como son: la cualificación académica, la pertenencia a colectivos preferentes (personas con discapacidad, víctimas de violencia de género, personas sin prestación económica y con cargas familiares, etc.) y la inscripción como demandante de empleo, entre otros aspectos.

El plazo para solicitar esta subvención estará abierto hasta el 1 de julio de 2013, y el plazo máximo para resolver y publicar la resolución será de tres meses.

El Decreto Ley establece que la entidad contratante de personas titulares del Bono de Empleo Joven adquiere una serie de obligaciones. Son las siguientes:

  1. El puesto de trabajo creado con esta subvención deberá suponer un incremento neto de trabajadores de la plantilla de referencia de la empresa destinataria respecto del promedio de los seis meses anteriores a la fecha de contratación.
  2. La empresa contratante no podrá alterar las condiciones laborales y retribuciones salariales establecidas en función del grupo profesional de la persona trabajadora en el convenio sectorial o de empresa que sea de aplicación.
  3. El contrato laboral deberá tener una duración de al menos 12 meses a jornada completa en centros de trabajo ubicados en la Comunidad Autónoma Andaluza y concertarse por tiempo indefinido. Adicionalmente, se podrá utilizar la modalidad de contratos formativos, ya sea el contrato de trabajo en prácticas, o el contrato para la formación y aprendizaje, que podrán ser transformados en contratos indefinidos durante su periodo de vigencia.
  4. La formalización del contrato podrá efectuarse desde la entrada en vigor del presente decreto-ley hasta el 20 de noviembre de 2013.

Como se puede ver este incentivo es muy interesante tanto para el empleador como para todas aquellas personas jóvenes que se encuentran en situación de desempleo. Esperemos que tenga efectos positivos y que consiga como resultado la disminución del desempleo.

Isabel Díaz Rosado
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP

Las deducciones para “nuevos autónomos” en la Declaración de la Renta

Como consecuencia de la crisis económica, cada vez son más las personas que pasan de ser trabajador por cuenta ajena a trabajadores autónomos. La Ley del IRPF establece unas deducciones para estos “nuevos autónomos” que se complementan con las aprobadas por cada Comunidad Autónoma.

Regulación estatal

La Ley del IRPF recoge una deducción para las personas que obtengan rendimientos de actividades económicas y tengan una base imponible inferior a 12.000 € anuales. El importe de la deducción sería el siguiente:

  • Base imponible inferior a 8.000 €: deducción de 400 € anuales.
  • Base imponible de 8.000,01 € a 12.000 €: deducción de 400 € menos el resultado de multiplicar 0,1 por la diferencia entre la base imponible y 8.000 € anuales.

Regulación autonómica

Andalucía ha aprobado una deducción que complementa a la estatal y que pueden aplicar todos los trabajadores que comiencen su actividad por cuenta propia incluso cuando su base imponible sea superior a los 12.000 € que pone como límite el Estado.

Inicio de actividad en el ejercicio 2012

Los residentes en la Comunidad Autónoma de Andalucía que inicien su actividad en 2012 (que causen alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores a lo largo del ejercicio 2012), con independencia de la deducción estatal, podrán aplicar una deducción de 400 € siempre que desarrollen su actividad en el territorio de la comunidad autónoma andaluza. La deducción será de 600 € para los contribuyentes mayores de 45 años.

¿Cómo y cuándo se aplica esta deducción?

  • Si el alta se mantiene de forma ininterrumpida durante un año natural, podrá aplicarse la deducción en el ejercicio 2012.
  • Si se mantiene de forma ininterrumpida durante dos años naturales, se aplicará también en el ejercicio 2013.
  • Si se mantiene durante tres años, podrá aplicarse también en el ejercicio 2014.

Inicio de actividad en el ejercicio 2011

Los contribuyentes que iniciaron su actividad en 2011 y continúen con la misma de forma ininterrumpida desde entonces, también podrán aplicarse esta deducción de 400 € (o 600 € para mayores de 45 años), en el ejercicio 2012.

Además, si el alta se mantiene de forma ininterrumpida hasta final de 2013, también se aplicará esta deducción en el ejercicio 2013.

La baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores antes de finalizar el año natural desde el inicio de la actividad supondrá la pérdida de este beneficio fiscal y la obligación de devolver esos 400/600 € mediante declaración complementaria.

En tributación conjunta, la deducción se aplicará por cada cónyuge que cumpla todos estos requisitos, es decir, si ambos inician su actividad en 2012 y optan por tributación conjunta, para la declaración que deba presentarse antes del 1 de julio de este año podrán aplicar una deducción de 800 €.

Hemos comprobado que existen algunas deducciones que pueden aplicarse muchos de los trabajadores por cuenta propia que han iniciado su actividad a partir del ejercicio 2011. Pero queda lo más importante: que no se nos olvide aplicarlas a la hora de presentar la Declaración de la Renta. Esperamos que este post os sirva de ayuda y, también, como recordatorio.

Alicia Suárez
Emede y Asociados Asesores Tributarios, SLP